Quien todavía piense que la relación entra David Bustamante y Yana Olina no va viento en popa es porque no ha escuchado la bonita declaración que el cantante le hizo a su novia durante su último concierto.

Segundos antes de comenzar un tema, el cántabro sacó su lado más romántico y dijo, emocionado, “esta canción va dedicada a una persona maravillosa. Increíble. Que me hace cada día mejor. Que la robé de esta isla a la que siente como su tierra, aunque ella es de otro país. Ella se llama Yana y es el amor de mis días”.

Y aunque no tuvo reparos en abrir su corazón delante de todo el mundo, parece que con el paso de los días a David se le ‘comido la lengua el gato’. Este mismo martes, el autor de ‘Ni verdad ni cuentos’ ha vuelto a Madrid acompañado de la rusa y, si bien es cierto que no ha tenido problemas en dedicarle algún que otro gesto cariñoso como pasarle el brazo por la espalda, no ha querido repetir su declaración de amor ante la prensa.

Muy amable y con una sonrisa en la boca, David no dudó en confirmar que todo está “muy bien”. “Yo estoy feliz, todo muy bien, gracias”, fue su única respuesta cuando se le preguntó por su historia de amor.

Y es que claro, después de esa romántica declaración que hizo sobre el escenario de Mallorca a nadie le cabe ya duda de que lo que siente por Yana Olina es amor del bueno.  Tanto que en estos momentos de su vida prefiere centrarse en su chica y dejarlos temas más agridulces, como la venta de su casa, en un segundo plano y no referirse a ellos de manera pública.