David Bustamante ha hablado de sus problemas económicos, de cómo la pandemia le ha obligado a reinventarse y aceptar trabajos que le alejan de la música, pero sin olvidar de dónde viene


David Bustamante sabe a la perfección lo que es atarse el cinturón y contar los euros con preocupación y es que, si ha tenido la gran suerte de ser uno de los artistas mejor valorados, también ha experimentado una bajada en su carrera desde que saliese de ‘Operación Triunfo’, hasta vivir una agónica situación durante los meses de pandemia, cuando sus ingresos cayeron en picado convirtiéndose su situación económica en alarmante. Por fortuna, el artista ha logrado salir del atolladero y ahora no tiene reparos en hablar abiertamente sobre los momentos profesionales y económicos más delicados de su carrera. Lo hace aceptando que debe tocar otros palos del mundo del espectáculo para sobrevivir en el medio y no ver peligrar su privilegiada posición y siempre con su gran disposición al trabajo que le hace sudar la gota gorda con todo lo que emprende, aunque ya no sea cantar ante miles de fans sus grandes temas.

Hace ya mucho que David Bustamante dejó de brillar tan solo en los escenarios y es que su presencia en la música poco a poco ha perdido algo de fuerza, pero el artista ha sabido reinventarse hasta hacerse un rostro habitual en la televisión. El cantante ha aceptado ya numerosos retos televisivos que poco o nada tenían que ver con su faceta musical, pero esto no le aleja de su objetivo de continuar en primera línea y no perder presencia y, ni mucho menos, dinero, como así ha visto que sucedía hasta que aceptó su situación al volverse algo agónica. “Aquí o curro, o se acabó”, reconoce sincero David Bustamante en una entrevista concedida al diario ‘El País’, al explicar los motivos por los que se ha embarcado en proyectos tan dispares como ‘El Desafío’ o ‘MasterChef Celebrity’, que tanto le alejan de su gran pasión.

TVE

“Yo sigo siendo un trabajador nato: un autónomo que lucha, que las ha pasado canutas en la pandemia, a quien nadie le ha regalado nada”, subraya David Bustamante consciente de que ahora la fortuna vuelve a sonreírle, pero sin olvidar que hace tan solo unos meses todo su mundo se desmoronó. La pandemia del coronavirus puso en jaque su forma de vida, al ver cómo sus grandes proyectos o quedaban en el olvido o eran aplazados sin fecha fijada en el calendario. Esto le ha obligado a reinventarse y mirar por un futuro que quizá le aleje de la música, pero que le hace continuar demostrando su profesionalidad, aunque sea en ámbitos tan dispares como en un programa de pruebas variopintas, en otro en el que se mueve entre fogones o lanzando perfumes con su nombre que se venden como auténticas rosquillas.

Al final, David Bustamante tiene claro una cuestión inamovible y es que siendo autónomo, si no trabaja no tiene ingresos y si en la música no le va como se esperaba, tendrá que buscar nuevas fórmulas para seguir facturando.