El cantante asegura que recibe terapia para desatar «nudos». Y está encantado: «Me está sentando muy bien».


El cantante Dani Martín acaba de lanzar un nuevo álbum titulado ‘No, no vuelve’. En este nuevo trabajo, Martín ha regrabado temas de El Canto del Loco e incluye, además, un tema inédito que es el mismo que da título al álbum. Dentro de su campaña de promoción del álbum, el artista ha visitado ‘El Hormiguero’, donde ha confesado que recibe ayuda de un psiquiatra para sobrellevar diversas situaciones de su día a día.

«Hace un año y medio tuviste un ataque de pánico», le ha recordado Pablo Motos. “Fue como si me hubiera dado un ictus. Desde entonces voy al psiquiatra todos los viernes y lo disfruto mucho. Con esto no quiero decir que la gente vaya al psiquiatra. Yo voy y me encanta. Hay otra gente que le encanta enseñar sus abdominales o el coche que tiene o la casa que tiene. A mí me gusta contar que el psiquiatra me ha ayudado un montón. Me ha enseñado a gestionar un montón de cosas. De repente me he puesto a trabajar y hablar sobre momentos de mi infancia que estaban como anudados», ha revelado.

«El psiquiatra me ha enseñado a gestionar muchas cosas»

«He pasado el verano más bonito con mis padres, sin discutir y sin necesidad de reprochar cosas. Son algunas de las cosas con las que vivo y de las que me estoy haciendo cargo», añadía. Creo que igual que el que hace deporte o el que le duele una rodilla y va al traumatólogo, yo voy al psiquiatra todos los viernes y me lo paso pipa. Disfruto un montón. El que quiera ir que vaya. El que no, que no vaya. Me apetece normalizar que es algo maravilloso», sentenciaba.

«Es algo que me está sentando muy bien y que me está haciendo poner en la balanza de mi vida manzanas en lo personal que antes estaba solo en lo profesional. Antes cuando acababa una gira me daba cuenta de que mi autoestima estaba solo en lo profesional y que necesitaba público y el aplauso para ser feliz. Ahora, después de todo este trabajo en mi vida personal que me está haciendo muy feliz», puntualizaba».

Foto: Twitter

Consciente de la influencia que ejerce como personaje público, el artista ha contado los beneficios de recibir terapial. Algo que, a su juicio, no debería ser algo excepcional. «Le recomiendo a la peña que si está un poco perdida, que vaya. Es muy difícil conocerse, es difícil ser feliz y tener una felicidad plena», decía. «Pero creo que es fácil ir en búsqueda de darse el mayor número de momentos para ser feliz».

«Debería estar dando gracias desde que me levanto hasta que me acuesto», dice Dani Martín

«Yo soy una persona muy afortunada y debería estar dando gracias desde que me levanto hasta que me acuesto y no estar sufriendo por pensamientos irracionales que no existen. Y en esas estoy», concluía.