Kiko Rivera se ha mudado a una nueva casa en Castilleja de la Cuesta (Sevilla) y en SEMANA sabemos cuánto le cuesta el alquiler.


La mudanza de Kiko Rivera no ha sido una sorpresa. Tanto él como Irene Rosales desvelaron sus intenciones de cambiar de casa a otra vivienda situada en Castilleja de la Cuesta (Sevilla). Ambos buscaban un inmueble con más espacio en el que tuvieran jardín y piscina, dos requisitos a los que han renunciado. La pareja ha encontrado una casa señorial en el mismo municipio en el que llevan más de cinco años residiendo y SEMANA conoce cómo es su interior. Posee 330 metros construidos distribuidos en cuatro habitaciones, tienen garaje propio y unas amplísimas terrazas en las que respirar aire fresco. Todo ello por un total, según ha podido saber esta revista, de 1300 euros.

Kiko Rivera
Gtres

Kiko Rivera confía en que su aventura musical siga funcionando y que siga conquistando a muchos de sus fans, al igual que Irene Rosales se vuelca en sus redes sociales. A pesar de que dejó atrás su trabajo en ‘Viva la vida’, la sevillana está volcada en su cuenta de Instagram, donde ejerce como influencer. Promociona varios productos y con ello percibe altas cantidades que ayudan a ambos a llegar a fin de mes y a soñar con casas como la que acaban de estrenar. Si bien ahora están de alquiler, quién sabe si en el futuro podrían adquirir una residencia en propiedad.

Esta semana Kiko Rivera comenzaba a mostrar algunos rincones de su casa, entre ellos, los patios que tiene la vivienda o su despacho. Dos estancias que demuestran que la casa tiene mucho más amplitud que la anterior, de hecho, Kiko Rivera no duda en entrenar junto a un experto en una de sus azoteas y es que de momento la tienen completamente vacía. Quizás sea en las próximas semanas cuando empiecen a decorarla, tal y como hicieron en su momento en el chalet que tenían alquilado a pocos metros de la casa de los padres de Irene Rosales. Adquirieron césped artificial, una casa Disney para sus pequeñas y una zona chill out en la que descansar, por lo que parte de este mobiliario podrían habérselo llevado a su nuevo hogar.

Kiko Rivera
Redes sociales

Kiko Rivera, Irene Rosales y sus hijas se han adaptado muy bien a esta casa de dos plantas en Sevilla. Está bien situada y, además, tiene un local que todavía no ha sido ocupado en la planta baja, lo que deja claro que el ruido que tienen en la segunda planta es mínimo. Un detalle que, a buen seguro, habrá sido importante para que la pareja dé el paso de alquilarlo. Cabe señalar que Kiko Rivera en su vivienda pasa muchas horas, pues compone temas musicales y da rienda suelta a su imaginación para otros muchos proyectos. Él mismo posteaba esta semana una fotografía desde el lugar más importante para él, su oficina, a la que él ha catalogado como «su rinconcito». «Donde me dejo llevar y a veces me salen alas para volar», escribió.