«El foco no está en las caras visibles del programa; compañeros y presentadores. Sino en las invisibles; las cabezas pensantes que lo crean y las que lo consumen», ha publicado la actriz.


La muerte de Verónica de Forqué ha causado una gran conmoción en el mundo de la interpretación. La actriz deja un enorme vacío, sobre todo entre aquellos que la conocieron y compartieron muchas horas de rodaje con ella. Este es el caso de Silvia Abascal, para quien fue su «mamá de cine». La actriz ha compartido una sincera reflexión en redes que seguro removerá muchas conciencias. 

Instagram

«Nadie ha matado a Vero. Ha sido ella. Su decisión. Necesidad de paz y descanso que vuela respetablemente por encima de nuestro dolor», ha comenzado compartiendo a través de su cuenta de Instagram. Explica que escribe estas palabras después de haber seguido de forma atenta su participación en ‘MasterChef Celebrity’. «Con respecto a Vero lo he hecho tapada entre cojines de tristeza y pudor; de incomprensión. Resignada en el ya está grabado pero sin dejar de plantearme su exposición».

Instagram

«No hace falta conocerla desde hace casi 30 años, ni ser un profesional médico para al verla, darse cuenta de que no estaba bien», indica. Expone, además, que no entendía cómo «se la permitía participa ni continuar en lamentables y evidentes condiciones. Ella quería, vale. Pero ante el poder de decisión que se tiene sumergido en el desequilibrio, ¿qué poder de decisión tenemos los demás? Sin entrar ni en problemas de salud mental. No entendía por qué en ediciones anteriores, salidas o comportamientos infinitamente menos cuestionables fueron «penalizados» al momento y no en esta ocasión. Tuvo que ser Vero la que dejara su participación por propia voluntad. ¿Le correspondía a ella esta decisión o a nosotros? No dejo de preguntármelo».

Víctima de «comentarios salvajes»

Silvia Abascal recuerda que Verónica Forqué siempre fue una persona que destellaba «luminosidad y espiritualidad». ¿Cuál era el sentido de hacer parodia de esto? Tampoco lo entendía. Menos dándose de bruces con el que era su estado actual». Recalcaba que durante su paso por el programa culinario ha leído «comentarios salvajes, despiadados en la redes y su propio muro» y explica que mientras lo hacía pensaba en cómo «estaría gestionando toda esa virtual lapidación».

Verónica Forqué
TVE

«No me atreví a volver a escribirla, desde hacía un tiempo no contestaba a mis mensajes. Me duele en lo más profundo la idea de que se haya ido pensando, sintiendo… que habiendo sido una de las actrices más queridos, había pasado radicalmente a estar en el lado contrario», se ha lamentado. «El foco no está en las caras visibles del programa; compañeros y presentadores. Sino en las invisibles; las cabezas pensantes que lo crean y las que lo consumen. Insisto: yo sí lo vi. Yo sí compartí con muchos amigos y compañeros esta absoluto incomprensión sin despertar del letargo. Sin plantearnos ni por un segundo la posibilidad de que se pudiera frenar. De por lo menos intentarlo. Hoy me pesa y me duele por todas las partes».

Verónica Forqué masterchef celebrity
TVE

«La responsabilidad de este horror de desenlace no pasa ni por asomo por un concurso y los comentarios generados. Está claro. Pero igual de claro es, que como profesionales del medio o espectadores… como seres humanos, seamos conscientes, responsables, de que la falta de límites en la exposición y el insulto no ha ayudado ni ayudará nunca en el delicado proceso de un trastorno y su  recuperación. Individual y colectivamente; reflexión, autocrítica, aprendizaje. No podemos volver a quedarnos horrorizados de brazos cruzados y en la sombra. No puedo», concluye.

Este ‘post’ pronto ha generado una oleada de reacciones entre sus seguidores y también ha recibido la respuesta de rostros conocidos. «Comparto absolutamente querida Silvia», ha afirmado Paula Echevarría. «Suscribo cada palabra», ha indicado Hiba Abouk. Entre los comentarios de personajes anónimos han destacado los siguientes: «Tus palabras son sabias, serenas y clarificadoras pero sobre todo rezuman un profundo amor», le decía una fan. Mientras que otra añadía: «Toda la razón. Siento profunda admiración por ti y por ella. Inevitablemente tengo grabadas escenas juntas que me han hecho sentir muy bien y os admiro. Todo lo que dices es sencillamente la verdad».