El actor no ha tenido su mejor noche en su debut como anfitrión. Sus platos naturales han gustado, pero no tanto sus «desastrosos» detalles.


Este martes, la nueva entrega de ‘Ven a cenar conmigo: Gourmet Edition’, Jorge Sanz demostraba su talento como anfitrión ante sus tres invitados: María Jesús Ruiz, Ana María Aldón y José Antonio Avilés. El actor ha hecho todo lo posible por esmerarse y dejar en listón bien alto en su propuesta gastronómica para la velada: platos vegetales y carne a la parrilla. Pero no todo ha salido tan a pedir de boca como a él le hubiera gustado…

Telecinco

Nada más empezar, sus compañeros de programa no han tardado en criticarlo por la falta de cuidado en los detalles. Para empezar, se han quejado de la cantidad de avispas que había en el jardín de su casa en Torrelodones, a las afueras de Madrid. Tantas había que una de ellas picó a María Jesús Ruiz. «Las avispas están rabiosas y muertas de hambre. Bastantes pocas han venido«, comentaba el actor, restando importancia a lo sucedido.

«Estaba todo surrealista», se ha quejado Ana María Aldón

Tras el picotazo de avispa a la ex Miss España, Ana María Aldón comentaba la dejadez del intérprete. «Estaba todo como muy surrealista. Si se derramaba el gazpacho le daba igual». La mujer de José Ortega Cano, especialmente crítica, añadía: «Le daba un poco igual todo. Él estaba feliz, estaba a gusto». Tampoco tuvo reparos en echarle en cara los ‘inconvenientes’ de su cena al aire libre: «Aquí suena todo: el tren, las ocas, el pato. Pasa un tren cada cinco minutos».

Telecinco

Por su parte, la de Jaén se sorprendía al detectar falta de higiene en la vajilla. «¿Veis normal que me dé una copa medio usada por él? ¿Me dices cómo como yo en un plato sucio? Es que tiene hasta un bicho y todo», decía María Jesús Ruiz. «Lo mismo tomamos agua de la jarra que el perro bebía agua de la champanera. Si se le caía un guante con el que cocinaba lo volvía a coger del suelo. Era todo muy natural y muy salvaje«, añadía. «Yo a mis amigos los recibo de una manera limpia y ordenada, pero a lo mejor es que él es así. Es una persona que disfruta compartiendo un chuletón con los amigos, pero no ve los detalles».

Telecinco

Aldón, dispuesta a hacer la prueba del algodón, llegó a comprobar el estado de los textiles de mesa. «Mira la servilleta manchada de lejía y sin planchar», señalaba a María Jesús Ruiz. A la modista tampoco le hizo gracia que durante toda la cena Sanz se dirigiese a ella como ‘Eva María’. O que los perros del actor campasen a sus anchas por el jardín: «El animal bebiendo ahí, comiéndose mi comida… Pero la materia prima muy buena», apuntaba. Sanz, viendo el percal, sugería que mejor obviasen las críticas: «Las reclamaciones luego».

Finalmente, todos han aplaudido la carne, su «sanzpacho» (un gazpacho de sandía y tomate) y su postre elaborado con un helado adquirido en una heladería del pueblo en el que vive. «Yo creo que la carne ha funcionado», explicaba Jorge Sanz.

El mejor momento de la noche tuvo lugar cuando Sanz compartió con sus invitados revelaciones personales. Como que sus amigos Antonio Resines y Santiago Segura le echan una mano para vivir ahora que no tiene tanto trabajo. «Mi casa está pagada. No debo dinero a nadie. A Resines sí le debo dinero. A Resines y a Segura. Me llevan manteniendo dos años», explicaba.

Telecinco

Cuando llegaba la hora de las puntuaciones, la primera en valorar el trabajo de Jorge Sanz fue Ana María Aldón. «Tu recibimiento, bien. Te voy a puntuar con un 5. Se han degustado productos de calidad, pero para concurso no. No te voy a suspender, pero espero que entiendas la situación», le decía. Por su parte, la modelo daba el resultado de su juicio: «No he visto que hayas cocinado nada y el bizcocho estaba seco. Soy muy pulcra y ha faltado un poquito de higiene a la hora de servir». José Antonio Avilés también opinaba: «Al final este hogar y lo que hemos vivido aquí te define a ti en tu totalidad. El sitio es increíble y no le das tanta importancia a la forma como a las personas que se sientan en tu mesa».

Al final de la cena, Jorge Sanz deja solos a sus invitados y no se despide de ellos

Jorge Sanz, decepcionado tras saber que lograba puntuaciones bajas, agradecía la visita a sus comensales: «Gracias por venir. Esta es vuestra casa. A todo el que viene se le trata muy bien y me encanta cocinar». Acto seguido se marchaba sin despedirse de ellos, lo que ha provocado el asombro de Ana María Aldón: «Nos ha dejado solos», señalaba, estupefacta. Tras las cámaras, el actor se quejaba: «He hecho todo lo posible por agradarlos y quedar bien, pero ha sido imposible. No han sido justos conmigo».