Cristina Pedroche en muchas ocasiones ha lamentado estar en el punto de mira. No es fácil recibir críticas por cada paso que da, tampoco por cada look que escoge, algo que especialmente nota en los días posteriores a presentar las Campanadas. Y, aunque su trabajo le hace muy feliz, eso no quita que a veces trabajar en televisión sea especialmente duro. Quizás para recordarse lo que a veces se le olvida, para tener presente que es alguien muy válido y para dejar claro que ha encontrado el camino correcto, Cristina Pedroche se ha escrito una carta a sí misma, una misiva que por cierto forma parte del Club de cartas. En un grito por encontrar su hueco, por ser más valiente y por encontrar su faro cuando está perdida, la presentadora ha hecho públicas unas palabras que para ella eran muy íntimas.

Cristina Pedroche
Gtres

En ellas Cristina Pedroche habla con su yo interior, al igual que con sus seguidores, dejando claro que lo que ella siente puede ser un sentimiento compartido. «Puede que alguna persona al leerlo se sienta identificada. Si es así, que sepas que no estás solo«, comenta. Una publicación que sus seguidores aplauden y que sirve para conocer a fondo cómo se siente Pedroche en una etapa que a ella le ha hecho pensar. «Querida Cristina, te veo desde fuera y estoy muy orgullosa de ti, de tu progreso, de tus cambios, de cómo has madurado, de que siempre has sabido anteponer tus ideales y principios a trabajo, dinero, personas, de lo bien que has elegido el camino a seguir. De cómo cada día intentas ser mejor persona, mujer, amiga, compañera y profesional. Incluso hija», comienza diciendo en el post.

Pedroche está satisfecha por todo lo que ha logrado a nivel personal y laboral y, aunque suele exigirse mucho, es consciente de sus aciertos y virtudes. «Sé que aún te queda mucho por recorrer, pero todas las diferentes Cristina que ha sido durante tu vida como la Cristina niña y la Cristina adolescente, y yo, tu voz más serena, tu parte más sensible y a veces la más escondida. Vamos a estar a tu lado, de tu mano para seguir creciendo. Nunca olvides la inocencia de cuando apenas sabías leer y escribir. Nunca olvides las ganas de comerte el mundo de cuando eras un adolescente. Ni las ganas de disfrutar, de reír, de pasártelo bien. Aunque a veces parezca que el mundo está en tu contra, nunca olvides esto«, continúa.

Cristina Pedroche
Redes Sociales

La propia Cristina cree que autolimitarse solo le ha cortado las alas y eso es algo que se niega a repetir. Quiere dejar que fluya y que sea ella misma la que decida qué decir y cuándo decirlo, en vez de verse cohibida por cualquier situación. «Hay cosas que me gustaría que cambiaras, sé que en un futuro próximo lo harás, pero cuanto antes lo hagas, antes dejarás de sentir esa presión en el pecho que te oprime, la que no te deja respirar. La que a veces hace que te tengas que esconder y desaparecer. De verdad, odio que midas tanto lo que dices, cómo lo dices y a quién se lo dices. Que te cuestiones tanto tu valía que no tengas el coraje de hacer lo que te apetezca por miedo al qué dirán, de que siempre quieras quedarte un paso atrás (…) Que nadie te haga sentir no vista o válida«, dice. Un consejo que le gustaría que siguieran sus followers, los mismos que a veces dudan de sí mismos.

Cristina Pedroche considera que tiene un gran peso a su espalda, una gran losa de la que se quiere deshacer. No quiere sentirse mal por lo que da y no recibe, algo que muchas veces le angustia y a lo que sabe que debe de acostumbrarse dadas las circunstancias. Es consciente de que la vida es un «toma, daca» y de que lo verdaderamente importante es sentirte bien con tus actos. Dejar de sentirse mal porque las personas no te devuelvan lo que tú das. «Tú misma lo dices muchas veces, lo que damos habla de nosotros mismos. Claro que no siempre recibes lo que das, pero sí que siempre das lo que eres que no te importe nada más (…) Sé que serás feliz porque te lo mereces. Al final todo saldrá bien y si todavía no todo está bien, es porque no es el final«, asegura.