El abogado de Corinna ha emitido un comunicado donde explica que su clienta se reunió con el Rey Juan Carlos hace tan solo un año en Londres


El equipo de abogados de Corinna Larsen, quien desde 2004 a 2012 se convirtió en una gran amiga para el rey Juan Carlos, sigue con su batalla con la Casa Real. Este miércoles, el abogado de Corinna, Robin Rathmell, ha emitido un comunicado en el que explican la visita del Rey emérito a su clienta hace un año. Esta se celebró concretamente el pasado marzo, en Londres. Este es el segundo comunicado que emiten desde que la Casa Real emitiera el suyo este domingo donde el Rey Felipe VI. En este, el monarca renunció a la herencia personal de su padre, además de quitarle la asignación económica.

El encuentro en marzo de 2019 entre Corinna y el rey Juan Carlos se habría celebrado unos días después de que los abogados de la alemana hubieran mandado una carta al rey Felipe. En esta misiva, sin añadir documentación alguna que lo acreditara, le anunciaron que era  «segundo beneficiario» de la Fundación Lucum. Esta es considerada una sociedad offshore a través de la que el Rey emérito ocultó 100 millones de dólares, regalo de Arabia Saudí.

La cita entre Corinna y el rey Juan Carlos fue el 16 de marzo de 2019

Según adelanta ‘El Confidencial’, este encuentro entre Corinna y el Rey Juan Carlos habría tenido lugar el 16 de marzo de 2019, tan solo once días después de que la carta de Corinna Larsen provocara un terremoto en La Zarzuela. El Emérito se trasladó hasta Londres y se reunió con la alemana que tendría el objetivo de entablar “un diálogo de buena fe”, sin pedir contrapartidas “indebidas”. El objetivo eran de que se pusiera fin a “la campaña de abuso” de la que se consideraba víctima al ser investigada por la Fiscalía de Suiza. En este encuentro, que se produjo en Londres, don Juan Carlos le trasladó personalmente el mensaje de de que ni él, ni mucho menos su hijo podían intervenir en causas judiciales.

Tras este encuentro del anterior Rey con la empresaria alemana, en el que intentó convencerla de que se terminara esta guerra en la que todos terminarían saliendo perdiendo, y finalmente terminó la cita sin acuerdo alguno, quedó claro que ahí comenzaría esta batalla con Corinna Larsen, que un año más tarde ha terminado con la Casa Real emitiendo un comunicado para aclarar la situación.

A la carta que el Rey Felipe recibió días antes del encuentro entre Corinna y el Emérito, y en la que se anunciaba que era beneficiario de la Fundación Lucum, el monarca respondió a la misiva asegurando que no tenía conocimiento, participación o responsabilidad alguna en los hechos que le mencionaban. Además, le comunicaba a Corinna que no tenía intención de designar a ningún representante legal para iniciar negociación alguna con el despacho de abogados.