La hija de Guti y Arantxa de Benito ha estado en el ojo del huracán después de acudir a diferentes fiestas ilegales. Zayra ha tomado una drástica decisión


Durante las últimas semanas ha sonado con fuerza el nombre de Zayra Gutierrez , la hija del exfutbolista Guti y Arancha de Benito. La joven se ha visto salpicada por los escándalos de las fiestas ilegales a las que ha acudido. Su comportamiento ha estado en el punto de mira y se ha convertido en noticia que ha acaparado decenas de titulares e incluso cientos de horas en programas de televisión.

Aunque en un primer momento, Zayra pidió perdón públicamente por su mal comportamiento y por haber acudido a este tipo de fiestas en la situación que estamos por culpa de la pandemia provocada por el coronavirus, la volvimos a ver disfrutando. Estar en el punto de mira, siendo cuestionada y recibiendo miles de comentarios criticando su actitud le han llevado a tomar una drástica decisión: eliminar la posibilidad de que le dejen comentarios en su perfil.

Zayra ha tomado una drástica decisión para no recibir más críticas

Durante las últimas semanas que ha estado en el ojo mediático, Zayra Gutierrez ha sabido rentabilizar ser noticia. Y es que desde que sonara su nombre, la joven ha conseguido miles de seguidores en su perfil de Instagram, donde ya acumula más de 40.000 seguidores. A pesar de haber cosechado más adeptos, si que es cierto que recibió muchas críticas en cada una de las publicaciones que ha ido compartiendo en su perfil. Por este motivo, ha decidido capar esos comentarios y ya ninguno de sus seguidores puede escribirle ni interaccionar con ella.

Redes sociales

Con esta decisión, Zayra Gutierrez busca así huir de todas las críticas que ha ido recibiendo a lo largo de estas semanas. Anteriormente, la joven no tenía ningún problema con compartir cada una de sus salidas a fiestas nocturnas saltándose así la ley y sin respetar las restricciones que marcaba el gobierno. En cada uno de los vídeos que ha ido compartiendo la hija de Guti se puede apreciar como ni guarda la distancia de seguridad recomendada ni usa la mascarilla. Un comportamiento más que reprochable pero del que no quiere volver a saber nada. Esto le ha llevado a tomar la decisión de eliminar la opción de que se le pueda comentar.

Además, tampoco aparecen los comentarios que había recibido con anterioridad. De hecho, ha eliminado todos estos desde sus publicaciones el pasado mes de noviembre cuando su nombre comenzó a escucharse con fuerza. Desde entonces, el nombre de Zayra Gutierrez ha estado salpicada por los escándalos y la polémica. Ahora, intenta recuperar su vida normal sin recibir más críticas por sus salidas nocturnas. A partir de ahora, ya no tendrá que recibir mensajes de reproches ni insultos sobre su mal comportamiento en mitad de la pandemia provocada por el coronavirus. Aún así, su perfil sí que sigue siendo público.