Laura Matamoros ha pasado su primera noche en casa después de recibir el alta hospitalaria. La ‘influencer’, que ha sido operada del pecho, está incómoda todavía y no ha dormido muy bien. Aún así, ha tratado de pasar la mañana del miércoles de reposo, tumbada en el sofá para ver si así puede dormir y recuperar las horas de sueño. Lo ha querido hacer mientras veía alguna serie o alguna película. Sin embargo, se ha encontrado con un inconveniente. Y es que no tiene conexión a Internet en su casa.

«Lo mejor que me puede pasar hoy», dice la hija de Kiko Matamoros

laura-matamoros-1
Redes sociales.

«Después de la noche que he pasado, que me quede sin conexión a Internet mientras estaba viendo un documental que me estaba flipando… Ahora no puedo encender o apagar el router o lo que tenga que hacer porque está metido en un armario con todos los abrigos… En fin… Un jaleo bueno… Ahora hasta que no vengan a casa, no puedo hacer nada. Así estoy, qué buena suerte tengo…», declara la hija de Kiko Matamoros desde su casa.

Ahora que no puede hacer ningún esfuerzo, Laura había encontrado el momento perfecto para descansar. Se ha quedado sola en casa y había aprovechado la ocasión para ver la tele. De repente se ha quedado sin conexión a Internet y no puede seguir viendo un documental. Podemos ver a la joven aún con las vendas, que oculta bajo una bata.

Tiene que estar en reposo durante unos días

laura-matamoros-2
Redes sociales.

Hace unos días la veíamos con Benji Aparicio y con un grupo de amigos en Marbella, pero a su vuelta a Madrid, tenía un compromiso que le hacía pasar por el hospital para operarse el pecho. Los embarazos habían dejado su pecho caído. Pero no ha sido el único motivo por el que ha pasado por el quirófano: «Desde hacía tiempo quería retocarme el pecho, ya que con los embarazos, cambios bruscos de peso y al no llevar la antigua prótesis debajo del músculo no estaba cómoda. Independientemente de qué, tenía que cambiar la prótesis anterior. La piel cedió mucho con los embarazos y lo tenía más caído de lo normal en consecuencia de no llevarla debajo del músculo», empezaba explicando convencida de que tenía que hacerlo, tarde o temprano.

Pero la operación no ha quedado solo en cambiar las prótesis y arreglar su pecho, que se había visto afectado por los dos embarazos. «He aprovechado para reducir un poco el tamaño de las prótesis, ya que me sentía incómoda con tanto pecho. A la hora de vestir siempre me ha condicionado y en cuanto a comodidad, dolores de espalda, no podía más», seguía explicando.

Ha aprovechado la operación para hacerse una reducción

laura-matamoros-1

Su médica le había aconsejado poner una cantidad propia a su estatura: «Me han recomendado poner una cantidad menor, acorde a mi altura y ancho de espalda. Hemos reducido un poco más de una talla. Y la forma de la prótesis también se ha cambiado para dar así un aspecto «más recogido», ya que la anterior era muy ancha», terminaba diciendo para aclarar todas las dudas de sus seguidores, que llevaban horas preguntándose qué le ha ocurrido a Laura.

¿Qué edad tiene Laura Matamoros?

29 años.