El cirujano plástico ultima los preparativos de su boda con la bailaora, a la que dará el ‘sí, quiero’ en 2021.


Cada vez queda menos tiempo para que el ex de Sonia Ferrer, Marco Vricella, contraiga matrimonio con Cecilia Gómez. El cirujano plástico y la bailaora llevan poco más de seis meses de relación, pero ya tienen planes de convertirse en marido y mujer. Una boda que anunció SEMANA en exclusiva y que la artista negó para luego confirmar posteriormente. Si todo sale según lo previsto, la pareja se jurará amor eterno a principios del próximo año 2021.

La pareja no tiene dudas sobre lo que siente el uno por el otro. El exmarido de la catalana conoció a la ex de Fran Rivera a principios de año, poco antes del confinamiento. Empezaron a intercambiar mensajes de WhatsApp y enseguida surgió el flechazo entre ambos. Tan claro tienen que desean ser marido y mujer que ya han comenzado los preparativos de su boda. Y han avanzado bastante. Te contamos todos los detalles de su enlace, que promete ser uno de las grandes bodas de 2021.

Marco Vricella y Cecilia Gómez ya han comprado sus alianzas de boda

En su afán por tenerlo todo listo, Marco y Cecilia ya han contratado los servicios de Priscila Llorens, una conocida ‘wedding planner’ para que les organice la fiesta. Y, tal y como ha adelantado ‘Informalia’, se han trasladado a Barcelona para comprar unas alianzas de la joyería Rabat. La elección de esta firma resulta llamativa, ya que se trata de la competencia directa de otra exclusiva joyería, Suárez, que pertenece a uno de los ex novios de Cecilia: Emiliano Suárez.

El médico, además, ya ha elegido su traje, de la firma Hugo Boss. El gran misterio sigue siendo cuál será el vestido elegido por la novia, que ya ha conocido a la familia de Vricella hace unas semanas en Roma, la ciudad donde él le pidió matrimonio.

Con alianzas y vestimentas casi elegidas, a Marco Vricella y Cecilia Gómez les quedan cada vez menos flecos por resolver. Uno de los puntos que les queda pendiente para hacer realidad su sueño de pasar por el altar tiene que ver con Sonia Ferrer. Marco, que es un hombre de firmes convicciones religiosas, desea conseguir la nulidad eclesiástica de su matrimonio con la presentadora. Para lograrlo necesita un documento que aún podría tardar en llegar, ya que el procedimiento va más rápido si ambos cónyuges presentan la documentación de mutuo acuerdo. Ferrer tendría que dar el ‘sí’ para permitir que su ex dé el paso definitivo y se case nuevamente delante ante los ojos de Dios.

Vricella desea conseguir la nulidad eclesiástica

Tras poner fin a su matrimonio, la relación entre ellos no es demasiado cordial. Ferrer no se opone a firmar los documentos, pero es importante que ambos estén de acuerdo en presentar alegaciones comunes para facilitar los trámites. Este tipo de gestiones toma su tiempo, por lo que lo más probable es que Cecilia y Marco tendrán se casen primero por lo civil y, una vez él obtenga la nulidad, celebren su boda religiosa.

Cecilia Gómez ha mantenido otras relaciones sentimentales con hombres tan conocidos como Fran Rivera, el empresario Carlos Sánchez-Arenas, el joyero Emiliano Suárez, el gimnasta olímpico Jesús Carballo o Nacho Barroso. Hasta ahora nunca se había planteado formalizar un idilio como con Marco Vricella. Aunque a principios de año sufrió un duro varapalo al morir su padre, su vida ha dado un giro tras enamorarse del cirujano plástico. Feliz, ha proclamado su amor por el italiano a los cuatro vientos. «Ha sido mucho en poco tiempo. Y todo lo que nos queda por vivir, y será juntos. Por eso, por todo y por ser el amor de mi vida. Sí, y mil veces sí, quiero. Te amo», decía en su perfil de Instagram tras anunciar el compromiso.

El ex de Sonia Ferrer comparte casa con Cecilia Gómez

Para estar guapa el día de su boda, Cecilia -al igual que hizo en su día Sonia Ferrer- se ha puesto en manos de su chico para que la deje lista para el gran día. Unos retoquitos por aquí y estará radiante cuando se convierta en una mujer casada. Hasta que ese momento llegue, la pareja comparte días de enorme ilusión en la casa que comparten en el municipio madrileño de Pozuelo de Alarcón, a las afueras de la capital.