«Tengo un disgusto grandísimo. Tengo unos temblores ahora mismo…», ha afirmado con voz quebrada.


La familia de José Ortega Cano continúa en el foco de la noticia. Después de que Ana María Aldón se mostrase muy enfadada con la hermana del diestro y negara que se hubiese puesto en contacto con ella para interesarse por el estado de su marido, Conchi ha vuelto a intervenir. Esta vez aclarando todo el asunto y pronunciándose sobre Amador Mohedano. 

Gtres

«Tengo un disgusto grandísimo. Tengo unos temblores ahora mismo…», ha afirmado con voz quebrada en conversación con el programa ‘Viva la vida’. En referencia a que la situación familiar no atraviesa el mejor momento, ella señalaba lo siguiente: «Yo quiero a mis hermanos y mis hermanos me quieren a mí». Añadía que la situación le estaba afectando considerablemente porque ya tenía cierta edad.

La hermana del torero ha explicado que ella no llamó al teléfono de Ana María Aldón sino que lo hizo al de José Ortega Cano. También ha querido quitar hierro al asunto, señalando que sabe que su hermano es «feliz» con su mujer y poco tiene más que añadir al respecto. «Mi hermano está muy feliz con ella, pues ya está». 

Europa Press

Ana María Aldón no solo se pronunció sobre Conchi, también lo hizo Amador Mohedano quien la llamó «mentirosa». Conchi ha negado que sea así: «Yo no he sido envidiosa nunca.  Ayer se caía el teléfono llamándome». Y advertía: «Que se prepare Amador, que se prepare. Es un gilipollas. Mira, yo no me he fijado nunca en las tetas que tenía Rocío Jurado», manifestaba en respuesta a un comentario de este. Recordaba que siempre había tenido buena relación con la artista: «A mí Rocío me llevó a América. ¿Qué envidia voy a tener yo a Rocío Jurado?».

Ana María Aldón desmiente a Conchi

La colaboradora se mostró muy molesta por las declaraciones de Conchi quien aseguró que no le había cogido el teléfono. «A mí no me ha llamado, ni una sola vez. No tengo ningún problema con ella». Explicaba que había puesto a disposición del programa su móvil para que confirmasen que lo que estaba diciendo era cierto.

© Telecinco.

«Esa tarde me puse en contacto con Paco Ortega, le pregunté si me había llamado y me dijo no. Es más, me dijo que no tenía mi teléfono porque los había perdido al cambiar de móvil. Así que Conchi no hable en boca de Paco». Posteriormente se pregunta si había necesidad de mentir. «No entiendo esa inquina conmigo y no lo voy a permitir porque no me parece justo». 

Asimismo, aprovechaba para recordar que Ortega Cano lo que necesita en estos momentos es calma e insistía en que no habían existido esas sonada llamadas. “Teniendo en cuenta que a mi marido le han operado de corazón y no le deben dar disgustos, voy a ser lo más sensata posible… y sincera. A mí no me ha llamado ni una sola vez, ni una sola».