Europa Press

Concha y Encarna, hermanas de Mila Ximénez, hacen piña en las horas más difíciles

Sin hacer declaraciones sobre su estado de salud, las hermanas de la colaboradora pasean juntas en las inmediaciones de su domicilio en Madrid.

El hermetismo sobre el estado de salud de Mila Ximénez es máximo. Después de que fuera dada de alta del hospital el pasado 14 de junio, muy pocos detalles se saben sobre su evolución. Pero basta ver la expresión de sus familiares, que llevan días atrincherados en el domicilio de la colaboradora, para asumir que son momentos especialmente delicados.

Su familia no se separa de ella

Este martes, sus hermanas Concha y Encarna han salido a dar un paseo juntas. Apenas han recorrido unas cuantas calles próximas a su casa, ubicada en la madrileña calle de Padre Damián. Allí, desde hace días, hacen guardia numerosos reporteros de la prensa gráfica, a la espera de alguna señal sobre su estado de salud. Pero en su salida, ninguna de las dos ha hecho declaraciones. Su silencio solo hace más pesada la carga de preocupación de quienes admiran a la sevillana y que siguen de cerca las noticias sobre su día a día.

GTRES

Un día a día que está resultando más íntimo que nunca. Desde que abandonó el hospital hace una semana, Mila no ha estado sola en ningún momento. Sus hermanos, su cuñada, su hija Alba Santana… todos han estado al pie del cañón. Como una familia unida que son, se han turnado para cuidar y acompañarla en estas horas tan complicadas. Eso sí, el mutismo de todos ellos ha sido total. También el de sus más allegados.

Hace un año Mila Ximénez anunció que le habían diagnosticado un cáncer de pulmón

Solo unos pocos han osado a manifestarse sobre la situación. El pasado fin de semana, el presentador Christian Gálvez le dedicaba unas emotiavs palabras. «Es muy difícil no llevar esta mañana a Mila Ximénez en el corazón y en el pensamiento», decía a su audiencia en el programa de radio ‘De Sábado con Christian Gálvez’ de ‘Cadena 100’: «Es muy difícil contar con palabras la tristeza de su familia y de quienes nos consideramos sus amigos. Es cuestión de gratitud por los buenos ratos, por los grandes momentos de televisión, por conjugar con todas las letras el verbo entretener».

Fue hace un año cuando Mila anunció en ‘Sálvame’ que le habían diagnosticado un cáncer de pulmón. Desde entonces, a pesar de sus miedos, se ha mostrado con ganas de luchar para combatir la enfermedad y disfrutar de lo que más quiere: a sus amigos y a su familia. «Mi familia es mi vida», ha confesado. Son precisamente ellos quienes ahora están demostrando cuán importante es Mila para ellos.