Juancho y Amalia Aragón, hermanos de Ana Obregón, cuentan cómo está la actriz tras el duro varapalo de la muerte de Álex Lequio y sus planes de futuro


Está siendo un año de lo más complicado para Ana Obregón, que tras varios meses en el hospital para que Álex Lequio recibiera un tratamiento contra el cáncer, este falleció hace poco más de un mes en un hospital de Barcelona. La actriz está completamente hundida y desolada tras la irreparable pérdida, pero está contado con el apoyo de los suyos, sobre todo el de sus hermanas, Amalia y Celia, que en la medida de lo posible intentan que Ana esté el menor tiempo sola posible. Aún así, no está siendo fácil superar este duelo y se ha refugiado en la fe para poder salir adelante.

De hecho, en este número de SEMANA, que ya está a la venta, encontraréis las primeras imágenes de Ana Obregón saliendo de casa tras la muerte de su único hijo, Álex Lequio. La actriz acudió a una iglesia cercana de su domicilio en compañía de su hermana, probablemente para preparar la misa funeral que quiere hacer en honor a su hijo, debido a que este no pudo tener la despedida que se merecía con todos sus amigos, familiares y compañeros. Y es que eran muchos los que querían a Álex Lequio. Pero por culpa de la pandemia y la emergencia sanitaria que estamos viviendo en nuestro país, tan solo un número reducido de personas pudieron acudir a despedirse de él.

Los hermanos de Ana Obregón se vuelcan con ella en su peor momento

Como hemos dicho anteriormente, sus hermanos se han convertido en su mejor apoyo. El hecho de que todos vivan en la exclusiva urbanización de La Moraleja, donde también están sus padres, hace las cosas todavía más fáciles. Ha sido su hermano Juancho el encargado de darnos la última hora sobre cómo se encuentra Ana Obregón tras el duro varapalo que le ha dado la vida. Y es que gracias al apoyo de los suyos, la actriz está intentando retomar, de la mejor manera posible, su vida.

Como cada año, Ana Obregón disfruta de un verano en el mar. Este año, es una época estival muy diferente para todos por culpa de la pandemia, pero más aún si cabe para la popular artista tras el fallecimiento de su hijo, Álex Lequio. Nos encontramos con Amalia Obregón por las calles de Madrid, acercándose a unas oficinas donde podría acudir a hacer unas gestiones, y en esta ocasión no ha querido responder a las preguntas de la prensa ni ha querido revelar cómo se plantea el verano más duro para Ana Obregón y toda la familia. Este, sin lugar a dudas, será el año que todos los amigos y familiares del joven empresario querrán olvidar debido a la irreparable pérdida. Incluida Carolina Monje, su novia, que ya ha regresado a Barcelona.