Clemente Lequio ha despejado todas las incógnitas en sus redes sociales sobre su actual vida en Miami tras la pérdida de su hermano, Álex Lequio


Hace tan solo unos días Clemente Lequio volvió a primera línea mediática después de indignarse con un comentario de su progenitor. El hijo que tuvieron en común Alessandro Lequio y Antonia Dell’ Atte estalló después de que el italiano le posteara en una fotografía «ponte en forma«, un consejo que no pareció sentar bien al joven, quien admitió haber engordado. Días después de que esta noticia se convirtiera en viral, Clemente ha hecho una publicación en la que, sin esperarlo, ha revelado auténticos bombazos sobre su vida. Su nueva profesión, su nuevo estado civil, cómo es verdaderamente la relación con su padre, así como se ha enfrentado a la muerte de su hermano, Álex Lequio, son solo algunos de las incógnitas que él ha despejado en su red social de Instagram.

Visiblemente molesto y con muchas ganas de aclarar las polémicas que le envuelven, Clemente Lequio se ha grabado desde su coche y mirando a cámara ha hecho gala de su sinceridad. De manera inesperada, ha explicado que se ha casado, una noticia que muy pocos conocían. «Vivo en Estados Unidos y estoy casado», comienza diciendo el hijo de la modelo. Por su parte, Clemente también ha desvelado a qué se dedica profesionalmente en la actualidad, pues en los últimos días ha recibido críticas después de decir públicamente que lo que debería de preocuparnos era la situación sanitaria y la falta de empleo que existía. «Hay gente que dice que soy pijo y gente que dice qué que sé yo de trabajo. Vivo en Estados Unidos desde hace cuatro años, curro como todos (…) Hubo una etapa en la que me dedicaba a la música, era DJ y tenía más tiempo para mí. Ahora no tengo tanto porque trabajo entre 50 y 60 horas a la semana y en este momento soy camarero (…) No porque sea un desesperado», ha añadido para sorpresa de sus seguidores.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Querido Aless, Me llena de tristeza no poder estar presente para este homenaje que todos tus seres queridos te han querido organizar en tu honor. Te quería escribir algunas palabras, no solo para hacerte llegar mi amor, sino también para intentar dar un mensaje positivo hacia todos aquellos que como tu madre, nuestro padre, tus parientes, tu novia, tus amigos y todas las personas que están destrozadas por el hecho que ya no estas aquí físicamente con nosotros. Aless, dejaste esta vida terrena y material para ir a un mundo metafísico y espiritual que solo gente maravillosa como tú merece estar. Decir que eres nuestro ángel y que nos estás protegiendo es reductivo. Tu estas con nosotros, en nuestra mentes y en nuestros corazones. Estas en este momento en Madrid y al mismo tiempo conmigo en Miami o en cualquier otro lugar del mundo para estar con quien quieras, para reírte con nosotros o para intentar animar los que tanto te han llorado y aun te están llorando. Sentimos tu presencia Aless y eres mucho más que un ángel porque sigues y seguirás siendo el hijo para tus padres, el amigo para tus amigos y, ahora más que nunca, mi hermano. No dejaste este mundo de manera discreta sino dando un rugido como un autentico leon para entregar tu gran mensaje de valentía, coraje, amor y esperanza y esto, querido Aless, vale más de cualquier hazaña que todos nosotros comunes seres mortales en esta tierra hayamos cumplido o intentemos cumplir. Ahora espero que todos podamos aprender de lo que nos has enseñado para amarnos y disfrutar de los pequeños, simples y irrepetibles instantes que nos da la vida. Al final, sea lo que sea, se que estarás junto a todos nosotros. Como tú no hay nadie. Te quiero. Tu hermano, Clemente

Una publicación compartida de Clemente Lequio (@clem2leq) el

Tras haber recorrido mundo, haber vivido en Berín, Estados Unidos o Milán, Clemente dice haber encontrado su lugar definitivo. A pesar de que estudió una carrera universitaria y haber hecho una tesis doctoral en Ciencias Políticas en la Universidad de Milán, el hijo de Alessandro Lequio en este momento está enfocado en el sector de la hostelería. «Trabajo de mesero», insiste el joven de 32 años muy orgulloso. Eso sí, el cansancio se ha apoderado del joven y él no tiene reparo alguno en revelarlo en su vídeo. «Estoy cansado, se me ven los ojos», comenta.

Otro de los asuntos que ha tratado Clemente es si con su padre tiene buena relación, a pesar de los rumores, o si, por el contrario, el trato es inexistente. «Con mi padre no tengo ningún problema (…) Hablamos cada día y sobre este punto de vista no hay ningún problema», asegura. Pocas más explicaciones ha querido dar y es que para él ha bastado decir públicamente que sus conversaciones son diarias, aunque hace unos meses se revelara su enfrentamiento. Desde que Clemente reveló que no había sido invitado al funeral de su hermano Álex Lequio todas las miradas se pusieron en Alessandro. La relación padre e hijo acaparó la atención y fue la propia Antonia Dell’ Atte, madre del joven, quien comentó que ni siquiera se había leído una carta que Clemente había escrito al que él llamaba «su ángel».  «Se lo tenía que haber dicho su padre (…) Solo pidió que se leyera una carta. La carta no fue leída ni fue nombrado», dijo ella. Estaban molestos por ello y así se evidenció en el mes de agosto, tres meses después de la muerte del empresario de 27 años, pues la modelo confesó su dolor en ‘Lazos de sangre’. Sin embargo, poco más se sabía de cómo se encontraba todo entre ellos, hasta que ahora Clemente lo ha aclarado.

Álex Lequio
Redes sociales

De su hermano se ha mostrado más cauto a la hora de dar detalles, al menos al principio. Clemente sufrió enormemente su pérdida y le duele echar la vista atrás, no obstante, ha confesado el trauma que le supuso ver cómo Álex Lequio se iba apagando poco a poco mientras que él estaba a miles de kilómetros. Más de 7000 les distanciaban, por lo que no se pudo despedir de él físicamente. «He sufrido mucho, he estado viviendo aquí encerrado, en cuarentena, sabiendo que mi pobre hermano le faltaban semanas de vida. Cada uno vive el drama como lo vive y de verdad que ha sido un trauma del cual tanto como yo como el resto seguimos sufriendo y del que nos estamos recuperando. Quien más quien menos…yo sufro mucho, pero tengo que seguir adelante porque tengo una familia y tengo que dar de comer», ha señalado Clemente en un vídeo que, a buen seguro, dará mucho que hablar.