En su libro ‘La política apasionada’, la expolítica desvela una curiosa anécdota que vivió con la monarca en sus años como periodista.


Celia Villalobos nunca ha tenido pelos en la lengua. Menos aún a sus 71 años. La que fuera Ministra de Sanidad, alcaldesa de Málaga y diputada del Partido Popular acaba de lanzar el libro ‘La política apasionada’, en el que hace un repaso de su vida como edil de su ciudad natal y como política de primera línea durante 30 años.

Su obra recoge anécdotas diversas de su extensa trayectoria en la vida política, así como experiencias junto a personalidades de tan destacados como el esPresidente de Gobierno, José María Aznar, la baronesa Thyssen, el actor Antonio Banderas o la Reina Letizia. De la monarca hace un retrato hasta ahora desconocido. Y muy favorable.

El apuro de Doña Letizia en sus años de periodista

© GTRES

Villalobos conoció a la reina cuando ella era Ministra y ésta era una reportera de televisión. «La periodista era la actual reina, doña Letizia Ortiz, que vino tan documentada a la entrevista que me hace preguntarme si no habremos ganado una reina, pero perdido una Oriana Fallaci», explica en su libro. En un momento de la entrevista el cámara avisó de que algo fallaba en la grabación. Una situación que supuso un aprieto para la asturiana. «Estaba muy apurada por la situación, pero yo le quité importancia y le dije que mientras esperábamos podíamos merendar… y que nos traigan unos cruasanes. Te los puedes permitir con los delgadísima que estás», recuerda.

Doña Letizia «es lo que necesitaba un Borbón»

© Robert Smith / Limited Press

Tiempo después vio en las noticias que aquella periodista se prometía con el entonces Heredero al Trono de España.»La reconocí el día que anunció su compromiso con don Felipe, y me alegré, porque suponía modernidad y cercanía para la Casa Real«. Luego su caminos volverían a cruzarse. «Cuando hemos coincidido en algún acto, siempre recordamos divertidas aquella anécdota«, detalla en su libro.

De la monarca ha destacado que “es una gran mujer, muy cercana a la realidad, que es lo que necesitaba un Borbón». Asimismo, cree que «las críticas» hacia ella «son profundamente injustas».

/[lista_enlaces]

Doña Sofía, «una mujer cercana, siempre accesible»

Pero Celia Villalobos no solo ha podido conocer de cerca a Doña Letizia. También ha podido intercambiar opiniones en las distancias cortas con Doña Sofía. Su encuentro con la reina emérita e produjo después de que ésta la invitara a comer, junto con el ministro de Trabajo del momento y Alberto Ruiz-Gallardón. La reina estaba interesada en poner en marcha una fundación contra el alzhéimer y manifestó su deseo de que la entidad sin ánimo de lucro tuviera «más de una sede, y en diferentes comunidades». De la mujer de Don Juan Carlos también habla maravillas. Es, dice, «una mujer cercana, siempre accesible e interesada por los temas sociales». Sobre el marido de la emérita, Don Juan Carlos, no hace comentarios tan positivos. «Yo del rey Juan Carlos solo quiero recordar el 23F», indica.

[lista_enlaces]

Tita Cervera, «más lista que el hambre»

En su obra, Celia Villalobos cuenta sus encuentros con Antonio Banderas, al que considera «un encanto de persona» que “no se cree para nada lo especial que es, y lo es». Con su paisano hizo una gran amistad que mantiene en la actualidad. Asimismo, revela aspectos poco conocidos sobre Tita Cervera, a la que conoció en 1997, en una exposición del pintor malagueño Cristóbal Toral. Dice de la baronesa que es «más lista que el hambre» y que es una «mujer fuerte, con las ideas muy claras y capaz de nadar a contracorriente para lograr sus objetivos». Considera que a Tita no se le han reconocido como merece sus méritos, «pero a ella, como a mí, le importa más el logro que el reconocimiento».

Satisfecha de su paso por ‘MasterChef Celebrity’

© TVE

La malagueña, retirada ya de la vida política, es uno de los rostros conocidos que participa en ‘MasterChef Celebrity 5’, donde demuestra sus habilidades como cocinera. «Me lo he pasado muy bien en ‘Masterchef. El programa es divertido y he conocido a gente maravillosa», destaca. «He intentado llevarme bien con todos mis compañeros, pero los prejuicios son muy complejos. En este país los políticos estamos muy mal vistos».