El actor escocés, que cumplirá 90 años el próximo agosto, ha puesto a la venta su impresionante casa de Niza.


Sean Connery ha puesto a la venta su lujosa casa del sur de Francia. Se trata de una impresionante mansión a orillas del Mediterráneo situada en la localidad de Niza y de la que quiere deshacerse a cambio de 30 millones de euros. La mítica casa, de estilo ‘Belle Epoque’, se encuentra en un paraje idílico del sur de Francia.

El inmueble, denominado ‘La Roc Fleoui’, se construyó en 1928. El actor escocés compró esta preciosa casa en 1970, después de contraer matrimonio con la pintora Micheline Roquebrune, su segunda esposa, a la que dio el ‘sí, quiero’ en 1975. El matrimonio vivió en ella durante doce años, pero a día de hoy es conocida en la localidad como ‘la mansión de Sean Connery’.

En la casa se rodó una de las películas de James Bond

© Knight-Frank

La vivienda, de ocho plantas, consta de piscina a pocos metros del mar está ubicada en uno de los emplazamientos con mejores vistas de toda la Costa Azul. Curiosamente, fue una de las localizaciones en las que se rodó el filme de James Bond, ‘Nunca digas nunca más’, en 1983. Desde entonces es una de las mansiones más representativas de la ciudad. No es de extrañar que este lugar haya formado parte de un rodaje: está ubicado en un enclave paradisiaco. Knight Frank, la inmobiliaria que vende el inmueble, destaca en el anuncio: «Sus numerosas comodidades que son comparables a los lujosos destinos donde se alojaría James Bond».

Retirado en Bahamas con su esposa

El artista, que cumplirá 90 años el próximo 25 de agosto, vive en la actualidad en otra impresionante villa en Bahamas. Allí se recluyó cuando Dorian, el huracán más poderoso que golpeó a las Bahamas en su historia, azotó las islas en septiembre de 2019. «Nos veníamos preparando para la tormenta, teníamos todo listo con anticipación, no quisimos correr ningún riesgo y sabíamos qué hacer», confesaba una vez que pasó la catástrofe.

A lo largo de su vida, el que fuera James Bond en la década de los sesenta ha comprado numerosas casas. Una de ellas se encontraba la ‘Finca Malibú’, en Marbella, que adquirió en los años setenta y que disfrutó durante una década. Tras abandonar sus estancias estivales en la localidad malagueña, dicha vivienda le ocasionó numerosos quebraderos de cabeza. Porque el chalet de Connery y de su esposa pertenecía a una finca cuya promoción realizaron las sociedades By the Sea y Malibu S.A., investigadas en el caso Goldfinger, relacionado con el pelotazo urbanístico de la ciudad.

A sus 89 años, Sean Connery vive retirado del mundo del cine junto a su esposa. Desde que se apartó del mundo del celuloide apenas se deja ver en público. La última vez que participó en una película fue en el año 2012, cuando prestó su voz para una producción llamada ‘Sir Billi’.

Muere tiroteado el rapero Tray Savege a los 26 años