El cuerpo sin vida de Benjamin Keough, nieto de Elvis Presley, ha sido encontrado en su domicilio a los 27 años de edad. Se cree que se ha suicidado de un disparo de arma de fuego


Día triste en Hollywood. La Meca del cine ha amanecido este lunes con la trágica noticia de la muerte de uno de los nietos de Elvis Presley, concretamente el hijo de Lisa Marie Presley, Benhamin Keough, a la temprana edad de los 27 años. Una triste pérdida que se une al fallecimiento de Kelly Preston, mujer de John Travolta, tras no lograr vencer el cáncer con el que venía batallando desde hacía meses. Dos muertes inesperadas que han sumido a la opinión pública estadounidense en la tristeza y en un momento de duelo, que se une a la difícil situación y al constante goteo de malas noticias provocado por el coronavirus.

Pocos son los detalles que han trascendido de la muerte del nieto de Elvis Presley. La muerte de Benjamin Keough ha sido confirmada ya por su propio representante, que sin embargo ha preferido guardarse los detalles de la muerte, así como las circunstancias que rodean a la misma. Sin embargo, ante el silencio, lo habitual es que se imponga la versión no oficial de lo sucedido, que deja tras de sí un oscuro y delicado acontecimiento, en el que se subraya la posibilidad de que el joven de 27 años haya decidido quitarse la vida. Concretamente, diversos medios de comunicación estadounidenses ya han comenzado a dar por cierta la versión que señala a que las causas de la muerte se deben a un disparo por arma de fuego. Sin embargo, de descarta el asalto o que haya sido víctima de un fuego cruzado, por lo que la versión que más fuerza está cobrando en las últimas horas es la que apunta al presunto suicidio.

El cuerpo sin vida del nieto de Elvis Presley ha sido encontrado en su domicilio de Calabasas, California, una de las regiones más elitistas y donde se han instalado, por ejemplo, el clan Kardashian. Su madre, Lisa Marie Presley, “está con el corazón destrozado, inconsolable y más que devastada, pero tratando de mantenerse fuerte por sus hijas gemelas, de 11 años, y su hija mayor, Riley”, aseguraba el representante de Benjamin Keough a través de un comunicado, en el que ha dado a conocer la trágica muerte del joven en sospechosas circunstancias. “Ella adoraba a ese chico. Era el amor de su vida”, confesaba.

De todos los descendientes de Elvis Presley, quizá Benjamin Keough era el que más parecido físico guardaba de él. De hecho, ya su madre había confesado con anterioridad que tal era el parecido entre su hijo y su padre, que muchos admiradores del mítico cantante les pedían hacerse fotos con él porque consideraban que se sentían más cerca del artista. Pero no solo su parecía se hacía evidente en la carcasa, de cara a la galería, sino que también parte del alma de Elvis Presley y su pasión por la música había perdurado en el tiempo encarnada en el cuerpo de su nieto Benjamin. El joven probó suerte en el difícil mundo de la música en 2009, con el lanzamiento de su primer disco. Contó con el respaldo de la discográfica Universal, para la que logró firmar un contrato millonario que le auguraba un éxito arrollador en todo el mundo. No obstante, su éxito más allá de Estados Unidos no fue tal y su gloria terminó pronto. Él se excusaba confesando que su música nada tenía que ver con la que hacía su abuelo.

Benjamin Keough es fruto del primer matrimonio de Lisa Marie Presley con el músico Danny Keough, con el que tuvo también una niña, Riley, que ha probado suerte en el mundo de la interpretación. Seis años duró su matrimonio, hasta que el 1994 decidieron emprender caminos por separados, el cual a Lisa Marie le llevó directamente a los brazos de Michael Jackson, cantante con el que mantuvo un sonado romance de dos años. Después se enamoró de Nicolas Cage, con el que apenas estuvo tres meses casada. Probó suerte de nuevo con el músico Michael Lockwood, con el que tuvo a sus gemelas, que ahora tienen 11 años, Finley y Harper. Tampoco funcionó este matrimonio.