«Devolvedle la vida a estar mujer. La esclavitud fue abolida hace mucho tiempo», ha pedido la reina del pop.


El desgarrador testimonio de Britney Spears frente a la jueza por el litigio que tiene abierto contra su padre para solicitar el fin de su tutela ha dejado conmocionado a gran parte de la sociedad. Después de que la cantante sufriera un nuevo revés en su caso, numerosos rostros populares han dado un paso adelante saliendo en defensa de la princesa del pop. La última en hacerlo ha sido Madonna, quien se ha mostrado muy contundente: «Se están violando los derechos humanos«.

Redes sociales

A través de sus historias de Instagram, Madonna ha compartido una foto en la que aparece con una camiseta en la que se puede leer el nombre de Britney Spears. Junto a esto, la reina del pop ha hecho público su apoyo incondicional a su compañera de profesión y ha exigido que se haga justicia. «Devolvedle la vida a estar mujer. La esclavitud fue abolida hace mucho tiempo», comenzaba a exclamar.

Tras esto, Madonna hacía hincapié en que iba a poner todo su empeño a acabar con el «patriarcado codicioso» que ha provocado el infierno por el que ha pasado Britney Spears. «Se lo ha estado haciendo a las mujeres durante siglos. Es una violación de los derechos humanos. Britney, ¡venimos a sacarte de la cárcel!», ha sentenciado la interprete de ‘Like A Virgin’.

Esta declaración de intenciones llega tan solo unos días después de que Britney Spears sufriera un nuevo revés por parte de la Justicia. A pesar de su duro testimonio ante la jueza, esta ha denegado la petición que presentó la cantante para poner fin a la tutela que está en manos de su padre. Así, James Spears seguirá al frente de las finanzas de la artista.

«Merezco tener los mismos derechos que cualquier otra persona»

Instagram

Britney Spears comparecía en pasado mes de junio vía telefónica frente a la jueza en medio de su batalla legal contra su padre, Jamie Spears, para intentar deshacerse de su tutela legal, bajo la cual lleva desde 2008 a raíz de que se le diagnosticaran problemas de salud mental. En su declaración, que ha supuesto un antes y un después en Hollywood, la cantante pidió cárcel para su progenitor y su antiguo manager y alegaba que le habían hecho la vida imposible en los últimos años.

«He mentido a todo el mundo diciendo que estoy bien y soy feliz. Estoy traumatizada. No estoy contenta, no puedo dormir, estoy enfadada y deprimida, lloro todos los días. Solo quiero recuperar mi vida», comenzaba a explicar la cantante. Tras esto, desveló que le obligaron a tomar litio para poder llevar a cabo una gira en 2018 y además hacía hincapié en que le fueron despojadas todas sus tarjetas de crédito e intentaron separarla de sus hijos. «Me obligó a vivir con gente que me vigilaba a todas horas, no tenía privacidad porque quitó las puertas y me vigilaban cuando me desnudaba«, expresaba.

Sin embargo, con la voz entrecortada, el momento más desgarrador llegaba poco después cuando la cantante revelaba que hace años le implantaron un DIU en contra de su voluntad para que no volviera a tener más hijos. «Llevo trabajando desde los 17 años y ellos viven a mi costa. Son dueños de mi vida. No me dejan tener amigos, no me permiten quitarme el DIU, no me dejan tener otro hijo ni casarme. Merezco tener los mismos derechos que cualquier otra persona«, esgrimía.

Estas palabras ha provocado un auténtico revuelo mediático hasta el punto que la cantante utilizó sus redes sociales para pedirle disculpas a sus seguidores por haber fingido que estaba bien durante los últimos años. Ante esto, Spears ha asegurado que no ha tenido una vida perfecta, a pesar de que siempre ha intentado tener una vida de cuento de hadas (algo que le inculcó su madre cuando era pequeña). » Instagram me ha ayudado a poder tener una salida para compartir mi presencia y existencia. He sentido que le importo a alguien a pesar de que todo lo que estaba ocurriendo «, sentenciaba por entonces.