Hace unos meses, el clan Kardashian anunciaba que, después de 14 años en emisión y 20 temporadas, su reality llega a su fin a principios de 2021. Ahora, tienen un importante acuerdo entre manos.


Después de 14 años en emisión y 20 temporadas, el programa ‘Keeping Up With the Kardashian’ llegará a su fin a principios de 2021. Una difícil decisión que dejó desoladas a todas y cada una de sus protagonistas. Sin embargo, el luto por el programa les ha durado poco y ya han comenzado a preparar su próximo proyecto televisivo. El Clan Kardashian da el salto a Disney para crear contenido exclusivo.

Instagram

Hace unos días, a través un evento, Disney anunciaba todos los proyectos que estaban preparando de cara al próximo año a través de una nueva plataforma de streaming, Star+, que no contará con contenido infantil (como Disney+). En concreto, la franquicia tiraba la casa por la ventana y revelaba que estaban preparando varias películas de Marvel, de animación, series, documentales y varios programas.

Sin embargo, el gigante de la comunicación se guardaba un as en la manga y desvelaba una noticia que dejaba con la boca abierta a un sinfín de personas. El clan Kardashian ha firmado un contrato de exclusividad de varios años con Disney y mostrarán la vida de Kris Jenner, Kim Kardashian West, Kourtney y Khloe Kardashian, y Kendall y Kylie Jenner de forma separada. Este contenido se emitirá en Hulu en Estados Unidos y llegará al resto del mundo gracias a la plataforma para adultos del estudio de Mickey Mouse. Así, tal y como la propia presidenta de Walt Disney TV, Dana Walden, explicó, el acuerdo multimillonario permitirá que el clan más famoso de la televisión desarrolle varios realities sobre sus vidas.

Sin embargo, esta noticia no solo ha despertado aplausos entre los seguidores de las influencers, también ha provocado varias críticas de los espectadores habituales de la plataforma. Estos, confundidos por la gran cantidad de información desvelada por el gigante de la comunicación, se llegaron a preguntar si el fichaje de las Kardashian iba a provocar que se convirtieran en las próximas Princesas Disney. «¿En serio han fichado a las Kardashian?», «No son una buena influencia para lo niños», «Por favor, alejad vuestro contenido de las Kardashian», son solo algunos de los comentarios que se pueden leer.

Una gran noticia en medio de un año lleno de polémicas

Sin lugar a dudas, ha sido un año de lo más difícil para Kim Kardashian, quien ha visto en los últimos meses cómo ha tenido que pelear por su matrimonio y por las polémicas que su marido, Kanye West, ha protagonizado. En concreto, el pasado 4 de julio, el rapero anunciaba que se presentaba a las elecciones para convertirse en el próximo presidente de los Estados Unidos de América. Una carrera política que no ha estado exenta de polémica después de que en su primer mitin desvelara que obligó a su mujer a abortar a su primera hija.

A pesar de no conseguir su sueño, en el terreno sentimental tampoco lo tenía fácil puesto que cada vez se alejaba más de su mujer. Varios amigos cercanos a la pareja desvelaron a diferentes medios estadounidenses que la pareja pasaba por sus horas más bajas y que Kim Kardashian estaba haciendo lo que estaba en su mano para no tener que recurrir a presentar una demanda de divorcio (por el bien de sus hijos). Sus idas y venidas (que con frecuencia se mostraban en público) les llevó a poner tierra de por medio y viajar hasta Colorado para arreglar sus problemas. Según cuenta su círculo cercano, no lo consiguieron, aunque acercaron posturas. No obstante, tratan de hacer planes juntos y en más de una ocasión hemos podido verles de lo más acaramelados en eventos importantes, como el 30 cumpleaños de la influencer.

Este nuevo proyecto le da un soplo de aire fresco a Kim Kardashian, quien en las últimas semanas se ha visto alicaída después de volcarse con el caso de Brandon Bernard, un preso condenado a pena de muerte por asesinato y que fue ejecutado ayer viernes. «Estoy destruida ahora mismo. Asesinaron a Brandon, era una persona reformada, esperanzado y positivo hasta el final. Sufrió mucho por el dolor que le causó a los demás. Todo esto tiene que cambiar porque nuestro sistema está jodido. No nos despedimos porque él tenía la esperanza de que volveríamos a hablar«, escribía la joven en sus redes sociales.