El jugador estrella de la NBA, LeBron James, ha decidido comprarse una mansión en Los Ángeles por 47 millones de euros. Te la mostramos detalle a detalle


LeBron James se siente lo suficientemente cómodo en los Lakers, que dos años después de instalarse en Los Ángeles para formar parte del vestuario de este prestigioso club de la NBA ha decidido comprarse una mansión donde poder sentirse como en casa. Desde el 2018, el jugador de baloncesto vive en Los Ángeles, concretamente en la localidad de Brentwood, en una casita valorada en 20 millones de euros. Era una casa improvisada, de paso, dado que ahora por fin ha podido adquirir la mansión que se ajusta no solo a su alto presupuesto, sino a sus necesidades personales y familiares como para tener todo el espacio necesario para disfrutar a cuerpo de rey, sin agobiarse lo más mínimo si hay que volver al confinamiento.

Ahora, LeBron James ha decidido emplazar su vida en Los Ángeles en la elitista zona de Hollywood Hills. Aquí se levanta su nueva mansión, valorada en 47 millones de euros, con impresionante vistas a la metópolis angelina y con todo lujo de detalles en el interior de la vivienda. Una casa que conoció a través de Instagram, en la cuenta ‘Mega_Mansions’, donde se topó con la casa de sus sueños y se quedó prendido de ella en el mismo instante. No tuvo reparo alguno en escribir un comentario público en las fotos de esta casa, mostrando su interés por ella, aunque tratando de despistar diciendo que era para otra persona: “¿Propiedad de alguien? ¿En venta? Lo pregunto para un amigo”, decía. Al final, ni amigo ni conocido, la casa se la ha quedado él, tal y como desvelan diversos medios estadounidenses.

La nueva mansión de LeBron James está levantada sobre un impresionante terreno de 1.400 metros cuadrados. Cuenta con todo lujo de detalles para hacerle la vida a su dueño mucho más placentera, como un gimnasio, un billar, simulador de golf, bodega propia, jacuzzi, hoguera rodeada de sillones, piscina flotante y hasta una sala exclusivamente para fumar puros. Y es que entre tanta habitación, ya no se sabe para qué destinar algunas de sus estancias. Más impresionante que recitar todos sus lujos está la posibilidad de entrar en la casa, aunque sea mediante el vídeo que acompaña estas líneas o las fotos que mostramos a continuación. Así es la impresionante mansión de LeBron James, que representa su poder en la NBA y subraya su denominación como el “Rey”. Ya tiene su palacio.