Vídeo: Instagram

El hijo de Tom Hanks niega la pandemia del coronavirus y las vacunas y la lía con su loco vídeo

El hijo de Tom Hanks comenzaba su vídeo diciendo que había sido vacunado para después sorprender y negar la pandemia, la vacuna y llamar a la desobediencia a todos ante esta situación de crisis sanitaria

Chet Hanks ha sido, desde hace unos años, el hijo díscolo de Tom Hanks y Rita Wilson y es que desde que apostó por su propia fama alejada de la de su padre, el joven ha sabido mantenerse siempre a flote en el difícil mundo mediático a golpe de controversias y polémicas varias. La última le ha colocado como un ejemplo de aquello que está entorpeciendo la recuperación del mundo en plena pandemia del coronavirus y es que él niega toda existencia de una enfermedad a nivel mundial y ha cargado con dureza contra las vacunas. Se niega a ser inoculado con la ansiada vacuna, pero lejos de conformarse con esta decisión personal, ha utilizado sus redes sociales, donde tiene cerca de 600.000 seguidores, para alimentar las versiones conspiranoicas sobre el coronavirus y su cura con un vídeo que ya se ha hecho viral.

A pesar de que Tom Hanks y su mujer fueron de las primeras celebrities en contraer la enfermedad y ayudar a la visibilizar de la misma, su hijo niega su existencia con contundencia. Pero lo hace de manera engañosa y es que en su polémico vídeo comienza animando a todos a vacunarse ante el aumento de contagios por culpa de la variante Delta, para después cambiar de tono, desdecirse de todo lo dicho antes y asegurar que la pandemia es un engaño y su negativa a ser inoculado con la correspondiente vacuna.

“He estado indeciso sobre esto durante un tiempo, por eso nunca he hablado de ello, pero con la cantidad de personas que conozco que se han contagiado de Covid-19 y con las cifras en aumento, creo que es importante que diga que me he vacunado, creo que todo el mundo debería hacerlo. Es realmente importante que todos lo hagamos”, dice Chet Hanks al inicio de su vídeo, para después cambiar su mensaje, su tono y su actitud para negarse a sí mismo, la pandemia y la vacuna como un loco desde el interior de su coche. Comienza diciendo que el coronavirus es “una jodida gripe”, como así decían los negacionistas tan solo al principio de la pandemia hasta que el avance de la enfermedad demostraba que estaban equivocados.

“Si no está roto, no lo arregles. Nunca tuve Covid. No me vais a pinchar esa puta aguja”, asegura el hijo de Tom Hanks, que se queja de tener que llevar la “jodida mascarilla” por la calle de manera obligatoria y recomendar a los estadounidenses a “superarlo”, pidiendo a las personas con riesgo alto frente a la enfermedad a “quedarse en casa” para que él pueda seguir con su vida. Sin embargo, ahora tan solo tiene en agenda salir airoso de la polémica, defenderse de las innumerables ataques y críticas que está recibiendo por su vídeo y dar explicaciones, entre otros, a sus propios padres, que tras contagiarse de coronavirus donaron sus anticuerpos a la ciencia para ayudar a la búsqueda de una vacuna a la que ahora su hijo renuncia al considerarla un fraude, al igual que la propia pandemia. Por cierto, dicen que ya ha superado sus adicciones a las drogas tras pasar por una clínica de desintoxicación.