Shakira está acusada de varios delitos contra la Hacienda Pública, un hecho que podría costarle su entrada a la cárcel. A pesar de que la Fiscalía le había ofrecido a la cantante una pena mínima de prisión y sustituir esta por el pago de una multa, ella lo ha rechazado. Ahora se descubre que tras rechazar la propuesta, el ministerio público ha presentado un escrito de acusación en el que plantea esta pena de prisión por no tributar 14,5 millones de euros. Exactamente piden para ella ocho años y dos meses de prisión por los seis delitos que supuestamente habría cometido, aunque hay pocos que crean que la cantante colombiana pueda estar entre rejas.

shakira (5)-min
GTRES

Esta petición es muy contundente y nadie duda que habrá supuesto un duro golpe para la artista. Los expertos aseguran que finalmente pactarán, aunque para que eso suceda Shakira debería admitir el fraude del que se le acusa. Consideran que la estrella internacional habría evadido el pago del IRPF y del impuesto de Patrimonio durante dos años, en concreto, entre 2012 y 2014, a pesar de que debía tributar en España al vivir, según mantienen, más de la mitad del año en nuestro país. Ella argumenta que durante la época citada vivía en Bahamas y que visitaba España de forma esporádica, pero los inspectores de Hacienda tras investigarla creen todo lo contrario.

Hace ya algunas semanas su equipo de representación salió en su defensa. Mantuvieron que Shakira siempre ha actuado de forma intachable y que la multa de 14,5 millones más 3 de intereses está abonada. «No existe ninguna deuda con la Hacienda española, pues procedió al pago de las cantidades tan pronto como conoció el importe que según la Agencia Tributaria Española debía abonar», comentaron. Fue en en el año 2018 cuando Shakira hizo un pago con el dinero que le solicitaba el fisco, pero esta batalla no parece estar cerca de terminar y es que hay varias acusaciones contra ella. La de la Fiscalía, la de la Abogacía del Estado -que representa los intereses de la Agencia Tributaria– y la de la Generalitat, pues los impuestos defraudados fueron el IRPF pero también el de patrimonio, que gestiona el Gobierno catalán.

Shakira-17

No es el primer famoso al que Hacienda pone contra las cuerdas por un motivo similar. Ejemplo de ello Leo Messi, Motserrat Caballé o el futbolista Samuel Eto’o, entre otros.