Vídeo: Twitter

Donald Trump reaparece tres meses después: ¿con el pantalón al revés? ¿con pañales?

Algo extraño pasa con los pantalones de Donald Trump y es que no hay acuerdo sobre si se los ha puesto del revés, si lleva pañales o simplemente le quedan fatal. El vídeo se ha convertido en todo un fenómeno de masas en las redes sociales. ¿Qué opinas?

La Casa Blanca vive cierta normalidad tras la salida de Donald Trump del Despacho Oval y eso que se prometía polémica con asalto al edificio y diversos frentes judiciales contra el que fuera presidente de los Estados Unidos, hasta que Joe Biden le arrebatase el triunfo y el cargo. La vicepresidenta Kamala Harris viaja a Ciudad de Guatemala a estrechar lazos, mientras que Joe Biden hace lo propio cogiendo un avión con destino a Europa para agilizar las relaciones. Mientras la política sigue su curso, Donald Trump también ha reaparecido con sorpresa, pero el revuelo por su vuelta no se debe a cuestiones profesionales, sino más bien por un fenómeno que ya se ha convertido viral, al preguntarse todos: “¿Qué sucede con sus pantalones?”. Muchos son los que creen que se los puso al revés…

Donald Trump lleva tres meses sin subirse a un escenario para ponerse frente a un micrófono a ofrecer un discurso político. Pero parece que la atención no estaba puesta tanto en lo que iba a decir, sino en la extraña forma en la que se ha vestido el expresidente. Algo raro pasaba con sus pantalones y en las redes sociales las teorías han sido tan variopintas como los memes que le han sucedido. Muchos creen que simplemente el magnate se ha puesto los pantalones del revés, dejando la cremallera en la parte trasera, de ahí el extraño pliegue que le hacía en su voluminosa figura. Otros tratan de explicar este fenómeno optando por creen que es un nuevo diseño elástico, sin botones ni cremalleras. También los hay que aseguran que Donald Trump lleva pañales. Lo dicho, hay tantas explicaciones como usuarios que se han querido sumar a la polémica más viral del día. Eso sí, sea cual sea la explicación, no le sientan nada bien. Al menos en esto están todos más o menos de acuerdo.

Foto: Twitter

El veto de Donald Trump en las redes sociales nos saldrá caro. Si fue castigado por Facebook y Twitter por alentar a sus seguidores a asaltar el Capitolio el pasado 6 de enero, ahora somos muchos los que echamos de menos que pueda escribir, porque seguramente hubiese explicado qué ha pasado con sus pantalones. Ahora que sigue castigado, el misterio continuará oculto.