Cristiano Ronaldo se ha comprado la casa más cara de la capital portuguesa. Se trata de un ático decorado con todo lujo de detalles. Veámoslo foto a foto


Cristiano Ronaldo y Georgina Rodríguez están de estreno, aunque da la sensación que siempre lucen cosas nuevas, incluso las casas. El futbolista y la influencer se han regalado un impresionante ático en Lisboa, con vistas al mar, cuyo valor de mercado se ha cifrado en 7,2 millones de euros. Una forma con la que el deportista amplía su presencia en su país natal, donde ya tiene un auténtico imperio inmobiliario, muchas de sus casas ocupadas por su familia, a quien le ha querido dejarles el usufructo de algunas de sus propiedades en agradecimiento por el apoyo que le han brindado desde que era tan solo un niño y que ha sido decisivo para estar en la privilegiada posición de la que ahora goza.

Tal y como han destacado medios lusos, el nuevo ático de Cristiano Ronaldo y su chica es ya la casa más cara de Lisboa, aunque para él no haya supuesto un desembolso excesivo, al poseer propiedades de mayor cuantía en distintos enclaves. Este ático en concreto se sitúa en el número 203 de la Rua Castilho, un popular edificio de 20 alturas en el que se han levantado 14 apartamentos de exclusivo lujo. El elegido por el futbolista luso está situado en la última planta, el ático, y cuenta con 300 metros cuadrados, en el que se pueden observa todo lujo de detalles y un diseño cuidado con mimo.

Vanguard Properties

Una vivienda cuyo principal atractivo es su impresionante terraza con piscina privada que ofrece una vista panorámica de la capital portuguesa, aunque el interior parece querer hacerle sombra, con paredes acristaladas que llenan de luz todas a cada una de sus estancias. Entre ellas destacan las tres habitaciones a modo de suite, además de la habitación principal, en la que Cristiano Ronaldo y Georgina Rodríguez disfrutan de su tiempo en pareja, dejando para sus cuatro hijos las suites que, para muchos, bien podría acoger a una familia entera y aún sobra espacio. Y es que la casa no solo cumple con todas las expectativas del futbolista -tiene gimnasio privado y hasta sala de cine-, sino también hace las mieles de sus vástagos, al tener entre sus atractivos hasta una sala exclusiva para que jueguen.

 

La decoración ha corrido a cargo de un diseñador de interiores y es que el equilibrio de cada una de sus estancias y la armonía con la que han sido planteadas demuestra que detrás se esconde un profesional. Las tonalidades blancas del mármol compiten con el beige del mobiliario y algunas paredes, así como los detalles en bronce que aportan calidez a la vivienda para acoger a la familia. Se comenta que podría ser su casa definitiva, ante la posibilidad de que Cristiano Ronaldo rescinda su contrato con la Juventus, el cual se cumple en el verano del 2022. Aun así, con el amplio abanico de casas que posee, bien podría repartirse para sacarle provecho a todas sus inversiones inmobiliarias.