Pitt y Renee Zellweger han sido las estrellas más esperadas del tradicional 'Luncheon' que se celebra antes de los Oscar, celebrado en el hotel Loews de Los Ángeles.


Brad Pitt y Renee Zellweger son como los buenos vinos: mejoran con los años. Ambos intérpretes, de 56 y 50 años, respectivamente, han acaparado todos los flashes a su llegara al Hotel Loews de Los Ángeles, donde se ha celebrado el tradicional almuerzo con los nominados a los Oscar 2020.

El ex de Angelina Jolie causa furor en Los Ángeles

Sumar 50 años en su carnet de identidad no le resta a Brad Pitt ni un ápice de sex appeal. Su llegada al hall del Loews volvía locos a sus seguidores y a los amantes del séptimo arte que se agolpaban en la entrada del hotel. Muy cerca de él, la protagonista de ‘Bridget Jones’, que le acompañó en el photocall de la gala.

Otros muchos rostros conocidos del mundo del cine asistieron también al almuerzo, que sirve como antesala de los Oscar. Leonardo DiCaprio, Quentin Tarantino, Greta Gerwig, Sandy Powell, Christopher Peterson, Florence Pugh, Kristen Anderson-Lopez, Taika Waititi, entre otros, se dieron cita en este almuerzo y posaron para la prensa internacional.

El almuerzo previo a los Oscar comenzó con un discurso del presidente de la Academia, David Rubin. “La excelencia mejora cuando ampliamos la lente de las películas que hacemos y las películas que vemos, para reflejar e incluir el mundo que nos rodea», decía.

La entrega de las estatuillas tendrá lugar el domingo 9 de febrero en el Dolby Theatre, en Los Ángeles.