La prestigiosa modelo y su madre fueron condenadas por delitos fiscales y evasión de impuestos.


Duro golpe para Bar Rafaeli. Tras unos intensos meses en los que ha tenido que vivir una larga batalla judicial, este domingo 13 de septiembre, un tribunal israelí ha condenado a la modelo a nueve meses de servicio comunitario y a su madre, Tzipi, a 16 meses de cárcel.

Foto: @barrefaeli

El pasado mes de julio, la prestigiosa modelo y su madre fueron condenadas por delitos fiscales y evasión de impuestos. Sin embargo, la que fuera presentadora del Festival de Eurovisión 2019 llegó a un acuerdo con el tributar para evitar la cárcel. Un mes antes, madre e hija firmaron un acuerdo en el que se declaraban culpables y cada una asumirá una multa de un millón y medio de dólares junto con los impuestos que no abonaron al fisco. Tzipi Refaeli comenzará a cumplir su condena en prisión la semana que viene.

Tal y como indican las leyes del país, los ciudadanos israelíes que viven en el extranjero no están obligados a declarar los ingresos que obtienen en otros países. Sin embargo, la top model y su madre han sido acusadas de crear una residencia ficticia en el extranjero para pagar menos impuesto y así defraudar al fisco.

Además, todas las pruebas que se han aportado están centradas en la época en la que Refaeli tenía 20 años. Con esta condena, se pone fin a un caso que ha durado varios años y que comenzó en 2015 cuando la modelo fue arrestada y puesta en libertad bajo fianza. De la misma forma, es la segunda vez que se acusa a la israelí de un delito de evasión de impuestos. La primera fue en 2016, cuando fue obligada a pagar 60.000 euros tras una investigación que demostraba que había ocultado a la Hacienda israelí los descuentos que había disfrutado en artículos de lujo y regalos.

Tal y como indican medios israelíes, el caso, que se ha prolongado en el tiempo, ha supuesto una auténtica pesadilla para Bar Refaeli, que ha visto mermada su popularidad en su país. «Ha dañado su imagen pública como embajadora de Israel», indican.

La madre de Bar Refaeli pidió ir a la cárcel para salvar a su hija

La madre de bar Refaeli ha sacrificado su vida por la de su hija y lanzó una petición a la corte israelí para que fuera ella la que acabara en la cárcel y no su hija para que así su niña pueda continuar cuidando de sus hijos y coronando su carrera como modelo sin caer en desgracia. Finalmente, cada una ha tenido su propia condena y la modelo tan solo tendrá que cumplir los nueve meses de trabajo comunitario.

La alegría de Bar Refaeli en medio de su peor momento

En medio de todo este largo proceso, Bar Refaeli y sy marido, el empresario Adi Ezra, le dieron la bienvenida a su tercer hijo en Tel Aviv, David. El pequeño se convertía así en el mejor compañero de juegos de sus hermanas, Liv, de 3 años, y Elle, de 2. La feliz noticia se hizo pública unos días después de que la modelo diera luz y una vez que ya se encontraba en casa con el recién nacido.

Era la propia presentadora de Eurovisión la que compartía la noticia con sus seguidores a través de una imagen en la que aparecía de lo más natural minutos antes de verle la carita a su hijo pequeño. «Así es como se ve el verdadero glamour. El tercer bebé en tres años y medio. La familia es todo. La vida es maravillosa«, indicaba.