No es una buena temporada para Jesulín de Ubrique. El torero se encuentra en el epicentro de una vida personal donde se ha convertido colateralmente en objetivo. La salud de su mujer María José Campanario, sumada a la mayoría de edad de su hija Andrea han provocado que todos los focos estén pendientes de su comportamiento. Precisamente, tal día como hoy es relevante y el curso de los acontecimientos marcarán un antes y un después en su vida.

El 18 cumpleaños de Andreíta ha llegado y, haciendo un repaso a la historia paternofilial, hay bastantes episodios sin resolver. Belén Esteban se ha encargado de dar constancia de todas las ocasiones en las que el torero ha estado en la ciudad en la que reside su hija y no ha ido a verla. El desapego físico con su primogénita ha estado en boca de todos y Jesús siempre ha advertido que cuando Andrea cumpliera la mayoría de edad le daría su versión de los hechos. Una intensa y larga conversación les espera a padre e hija que, seguramente, no tendrá lugar en el día de hoy. Lo que sí se espera es una felicitación telefónica del diestro a su hija. Lo que parece más improbable es que se persone en Madrid a pesar de que, según ha comentado la propia Belén Esteban, está invitado a la fiesta de cumpleaños que tendrá lugar en la discoteca Kapital.

Este solo es el comienzo de un largo camino en el que, seguramente, su nombre tendrá mucha más relevancia en el papel couché ya que la exposición que ahora tendrá la joven implicará de alguna manera al de Ubrique.

En medio de toda esta vorágine mediática, el delicado estado de salud de su mujer es otro de los asuntos a los que se tiene que enfrentar ‘Jesulín de Ubrique’. María José Campanario se encuentra ingresada en un centro para que le regulen la medicación y controlen los fuertes dolores que padece provocados por la fibromialgia que sufre desde hace doce años. De hecho, este ha sido uno de los motivos por los que la pareja ha tenido que posponer la boda que tenían plateada para celebrar sus 15 años de amor.

Los 18 de Andrea

los-18-de-andrea

El 18 cumpleaños de Andreíta ha llegado y, haciendo un repaso a la historia paternofilial, hay bastantes episodios sin resolver. Belén Esteban se ha encargado de dar constancia de todas las ocasiones en las que el torero ha estado en la ciudad en la que reside su hija y no ha ido a verla. El 

Pendiente una conversación

pendiente-una-conversacion

El despego físico con su primogénita ha estado en boca de todos y Jesús siempre ha advertido que cuando Andrea cumpliera la mayoría de edad, le daría su versión de los hechos. 

En boca de todos

en-boca-de-todos

Este solo es el comienzo de un largo camino en el que, seguramente, su nombre tendrá mucha más relevancia en el papel couché ya que la exposición que ahora tendrá la joven implicará de alguna manera al de Ubrique. 

Delicado estado de salud

delicado-estado-de-salud

En medio de toda esta vorágine mediática, el delicado estado de salud de su mujer es otro de los asuntos a los que se tiene que enfrentar Jesulín de Ubrique. María José Campanario se encuentra ingresada en un centro para que le regulen la medicación y controlen los fuertes dolores que padece provocados por la fibromialgia que sufre desde hace doce años.

Cancelada su boda

cancelada-su-boda

De hecho, este ha sido uno de los motivos por los que la pareja ha tenido que posponer la boda que tenían plateada para celebrar sus 15 años de amor. 

Gran apoyo

gran-apoyo

Durante los ingresos de su mujer, Jesulín ha sido la única persona que podía visitarla. Tanto es así que hasta el día de 38 cumpleaños de la odontóloga solo el torero pudo entrar a felicitarla.