Cayetano Martínez de Irujo sigue ingresado en el hospital de La Luz a causa de sus problemas intestinales. El conde de Salvatierra fue intervenido de nuevo, siendo hasta 11 ocasiones en las que ha tenido que ser operado por la misma dolencia. Sufre una obstrucción en su intestino que le impide llevar una vida tranquila hasta tal punto que tiene el ánimo muy bajo. En sus últimos ingresos siempre ha contado con la ayuda de su médico de confianza, Enrique Moreno, en quien cree ciegamente desde el año 2015. Aunque ya ha salido de la UCI y está fuera de peligro según dice su entorno, lo cierto es que ya ha empezado a sufrir las primeras consecuencias. Entre ellas, el dolor. «Pues el pobre está muy cansado y le duele. Tenía una cornada ahí importante y bueno, está deseando salir», ha dicho el duque de Alba a las puertas de la clínica.

Vídeo: Europa Press

A pesar de que en el pasado su relación era tirante, parece que este ingreso ha servido para que los hermanos se acerquen de nuevo. Así lo revela el hermano mayor de Cayetano, quien ha dado el último parte médico sobre sus avances médicos. Sin desvelar la fecha en la que el aristócrata recibirá el alta hospitalaria, el duque de Alba sostiene que al menos permanecerá dos o tres días ingresado, una estimación que dejaría la puerta abierta a asistir como invitado a la boda de su sobrino, Carlos Fitz James Stuart y Belén Corsini. Eso sí, su hermano ha adelantado que se convertirá en uno de los grandes ausentes debido a este problema de salud. «No estará en la boda», ha comentado. Unas palabras con las que confirma su baja en un enlace muy especial para la familia.

Con las diferencias aclaradas, Eugenia y el resto de hermanos tienen una relación cordial con Cayetano, más aún si se tiene en cuenta su delicado estado de salud en estos momentos. Todavía está agotado, no quiere recibir demasiadas visitas y su única intención es la de volver a casa con los suyos con el fin de descansar. Y es que Cayetano sabe de la gravedad de este asunto que conviene vigilar, por lo que siempre intenta ponerse en manos de los mejores para que den con la tecla. Cabe recordar que en el año 2015 Cayetano sufrió una obstrucción que derivó en una peritonitis por la casi fallece, un durísimo momento sobre el que el propio Cayetano se pronunció. “Si hubiera llegado al hospital seis horas más tarde hubiera sido irrecuperable, hubiera tenido una paralización de órganos y la infección me hubiera entrado en la sangre”, comentó.

Cayetano Martínez de Irujo
Gtres

De momento, su evolución está siendo positiva, por lo que Cayetano, su pareja, Bárbara Mirjan y el resto de familiares pueden estar tranquilos. El hijo de la duquesa de Alba ahora está centrado en mejorar y olvidar poco a poco esta estancia en el hospital, la cual se suma a una interminable lista de ingresos por un mismo contratiempo.