Tras una reunión de más de doce horas el pasado lunes 7 de noviembre, Shakira y Gerard Piqué han logrado llegar a un acuerdo de divorcio después de varios meses de reuniones entre sus respectivos abogados. Ambos han evitado llegar a los juzgados, sobre todo, por el bien de sus hijos, Milán y Sasha. Ellos son la máxima prioridad para ellos. A pesar de esto, su relación sigue siendo distante, tal y como aseguró una fuente de total solvencia a SEMANA. Uno de los puntos que se trataron en la reunión que tuvo lugar en su domicilio familiar fue precisamente esta mansión ubicada en Esplugues de Llobregat. La artista se quedó en ella tras su separación y ahora sabemos qué pasará con ella una vez que han llegado a un acuerdo de divorcio. Tal y como ha podido saber SEMANA, esta mansión será puesta a la venta tras las navidades y lo conseguido por la venta será repartido de manera equitativa.

Shakira y Piqué tienen separación de bienes, por lo que en el aspecto económico no ha habido muchos problemas a la hora de enfrentarse junto a sus abogados. Cada uno se queda con sus propiedades y se hacen cargo de sus respectivas casas. Mientras tanto, el domicilio familiar, donde han vivido juntos desde el año 2012, será puesto a la venta a partir de enero de 2023, ya que ninguno de los dos desea quedarse con esta propiedad de 380 metros cuadrados. Esta espectacular mansión, que ha servido de refugio para Shakira durante los últimos meses, será puesto en un portal inmobiliario de lujo y su próximo inquilino podrá vivir en las cuatro paredes donde Piqué y Shakira fueron feliz hace un tiempo. Os mostramos todas las fotos de esta espectacular casa. ¡No te las pierdas!