El corazón de Carmen Lomana está ocupado. La socialité está ilusionada con su nuevo estado sentimental, pero prefiere que, por el momento, no trascienda la identidad de su pareja. Ella misma era la encargada de confirmarlo frente a las cámaras esta semana: «Es una persona muy conocida en España y no quiero que se sepa hasta que bueno… sea una cosa consolidada. Estoy encantada». Pistas que han multiplicado la curiosidad, aunque todavía nadie ha conseguido ponerle nombre y apellidos al hombre que ha conquistado a la empresaria. El misterio sobrevuela con mayor fuerza que nunca sobre ella, razón por la que la revista SEMANA se ha puesto en contacto con Lomana para conocer más detalles de una relación sobre la que estamos conociendo datos a cuenta gotas.

Carmen Lomana

A pesar de que en un principio se muestra reticente, pues considera prudente mantenerse en silencio, finalmente accede a hablar con este medio. La primera incógnita son las coordenadas de esta historia que muy pocos conocen cuándo comenzó. «Nos conocimos hace muy muy poquito. Justo en enero de este año..», dice tímida. Sus palabras revelan que su romance es incipiente y, aunque no quiere desvelar el lugar exacto en el que se conocieron por primera vez, sí que confiesa que el punto de unión de ambos son «amigos en común«.

La también colaboradora de televisión reveló hace tan solo unos días que su novio tiene peso en la sociedad, al igual que la exmujer de este. «Nos habíamos visto más veces, pero no habíamos llegado a hablar (…) Ahora mismo estoy viviendo el momento. No pienso ahora mismo en proyectos de futuro», comenta en exclusiva. Carmen apuesta por ‘el Carpe Diem’ y por dar pasos en firme, pero sin hacer planes a largo plazo. «Lo que sí te puedo decir es que estoy muy feliz«, añade.

Poco a poco las piezas del puzzle se van aunando y consigue brillar tanto en el terreno sentimental como en el resto de ámbitos. El complemento perfecto para que Carmen Lomana luzca una enorme sonrisa, ya que su vida laboral también está más que afianzada.