Aprovechando que ya Madrid se encuentra en la Fase 1 de la desescalada, cada vez somos testigos de más reencuentros. Ahora ha sido el turno de Carmen Borrego que ha acudido a visitar a su madre, María Teresa Campos, después de que esta primera superara el coronavirus. Este mismo miércoles, la colaboradora de televisión ha llegado en su coche acompañada por su marido, José Carlos Bernal, a la casa de la veterana periodista en una de las zonas más exclusivas de Madrid. El coche ha entrado a toda prisa y no han querido hacer ninguna declaración al respecto a su llegada al domicilio.

Carmen Borrego llega a casa de su madre, María Teresa Campos

Tras mucho tiempo separadas y tras superar el coronavirus, Carmen Borrego ha querido visitar a su madre. De hecho, la colaboradora ha pasado la cuarentena sin estar exenta de polémica. Y no solo por un motivo, sino por varios. Pero el último habría sido que se habría acudido a una clínica de estética cuando todavía seguía dando positivo en Covid-19. Y es que María Patiño aseguraba que la colaboradora de televisión fue vista acudiendo a un centro de estética cuando tenía que permanecer en casa.

«Sé que se ha dicho que yo el viernes estuve en una clínica de estética y lo único que quiero dejar claro es que efectivamente mi doctora me indicó que me hiciera el test rápido de coronavirus y hay un doctor en la clínica de estética que me lo hizo. Fui a la clínica de estética y me hice el test de coronavirus y me volví a mi casa», empezó  diciendo aclarando la polémica en ‘Sálvame’.

La hija de María Teresa hace frente a su última polémica

Carmen, muy enfadada, desmiente la información de María Patiño: «Estaba equivocada, porque yo he ido bajo prescripción médica a hacerme un test de coronavirus. Que no se especule si he ido y para qué he ido, porque ya lo aclaro yo. Ella me podría haber llamado perfectamente y yo se lo hubiera aclarado ¡eh!», continuaba exponiendo cada vez más enfadada con lo que se ha dicho sobre ella.

Ahora vuelve a hacer frente a la polémica. Poco tiempo antes de llegar a la casa de su madre, Carmen Borrego acudió a una tienda y a su salida se enfrentó a las preguntas de la prensa. La hija de María Teresa ha anunciado que «no entro en ninguna polémica», además de asegurar que «yo cumplo más que nadie. He respetado todo. Absolutamente todo», ha confesado Carmen antes de anunciar que todavía tenía el cuerpo dolorido tras haber pasado el coronavirus.