La colaboradora de ‘Viva la vida’ vuelve a pasar por un momento delicado en el terreno familiar y no duda en buscar planes para desconectar de todos los problemas. Lo hace acompañada de su mejor apoyo, su marido.


Carmen Borrego nunca está tranquila. Cuando las aguas parecen estar en su cauce, siempre hay algún frente polémico en el que se ve salpicada. Eso es lo que ha vuelto a pasar. Después de que arreglara las cosas con su sobrina, Alejandra Rubio, la colaboradora de ‘Viva la vida’ ha vuelto a tener diferencias con la joven. Esto le ha provocado una tensión y a un estado anímico tan bajo que ha decidido buscar planes para desconectar.

Eso es lo que os mostramos en el nuevo número de SEMANA, a la venta desde este pasado miércoles. Podrás ver el plan de compras que ha hecho Carmen Borrego, acompañada de su marido, José Carlos Bernal, que es su mayor apoyo, tanto en los buenos como en los malos momentos.

Equipada con ropa cómoda, la hija pequeña de María Teresa Campos se deja ver con un carrito de la compra mientras llega emocionada a un mercadillo. En las imágenes que podrás ver en SEMANA vemos a Carmen buscando las mejores prendas de ropa y algunas gangas. Ella y su hermana ya mostraron en el documental de Las Campos lo mucho que disfrutan en estos lugares.

Carmen Borrego se va de compras a un mercadillo: todas las fotos de su plan en SEMANA

© SEMANA.

Estos planes que le hacen desconectar de todo lo malo estarán acompañados de menos apariciones en televisión, con el fin de recuperarse del daño psicológico que le está provocando las polémicas familiares. La intención de Carmen es tomarse las cosas con más calma, aunque eso signifique espaciar sus apariciones en televisión. De esta forma, dejará de aparecer con tanta asiduidad en el plató de ‘Viva la vida’.

«Ya está bien. Me voy, pero me voy para siempre, además», fue su grito cuando se sintió en el punto de mira en su programa hace unos días. «No es un problema que se quede aquí. Al final es un problema familiar. No voy a permitir que se plantee un solo problema más con mi familia», añadía visiblemente enfadada y saliendo en defensa de los suyos. Carmen Borrego fue tajante en su alegato y manifestó que desea evitar nuevos conflictos para velar por la tranquilidad de su familia. Cabe recordar que en los últimos tiempos ha protagonizado un sonado distanciamiento con su sobrina, Alejandra Rubio, con quien firmó la paz recientemente.

Abandonó el plató para evitar recibir más ataques por sus polémicas familiares

© Telecinco.

«El jueguecito tiene un precio muy caro para mí. No lo voy a permitir. Constantemente se me está enfrentando con mi familia. Llega un momento que por dignidad tengo que irme. No puedo más». No le ha gustado cómo sus compañeros se han referido a ella y les ha acusado de intentar jugar con un asunto importante. «Hoy se están comportando los dos como dos malas personas, por lo menos conmigo. Yo no tengo que venir a un plató de televisión sistemáticamente a que se me dé. Yo no doy a nadie ni  me meto con nadie. Yo vengo a trabajar como vienen ellos. Siempre es lo mismo. Llega un momento en el que yo también tengo dignidad».