Carmen Borrego ha confesado después del reencuentro de su hermana Terelu y Rocío Flores, qué haría si tuviera a la joven delante.


Este fin de semana Terelu Campos desveló el encuentro casual que había vivido con Rocío Flores. Tras 9 años sin verse, se reencontraron a la salida de un restaurante, un tenso instante en el que se saludaron de manera educada, pero en el que no intercambiaron ninguna palabra más. Horas después de que la hija de María Teresa Campos explicara frente a la audiencia cómo había sido su cara a cara, Carmen Borrego ha sido preguntada por esta anécdota que ha copado titulares. Por su parte, tiene claro qué es lo que haría si tuviera a la hija de su amiga, Rocío Carrasco, delante, una confesión que puedes ver en su totalidad si le das al play en el vídeo. Aunque se desconoce cuál sería la respuesta de Rocío Flores después de que Carmen dijera que su madre nunca le perdonaría, lo que está claro es cómo reaccionaría Borrego.

Vídeo: Europa Press

La colaboradora de televisión no ha escondido nunca a quien apoya en esta guerra, también qué opina sobre Fidel Albiac, el hombre que permanece al lado de Rocíito y que ellas tantas veces han tildado de salvador. «Yo le amo», asegura Borrego mirando a cámara. A pesar de la hija de Rocío Jurado permanece casi ilocalizable y no se ha vuelto a captar una imagen suya desde que se comenzara a emitir ‘Rocío. Contar la verdad para seguir viva’, eso no ha evitado que todas las miradas se posen en ella. Hay quien tiene claro que permanece en su refugio y este no es otro que la exclusiva urbanización en la que tiene como vecino a Kiko Hernández. Una vivienda que está situada a las afueras de Madrid y cuyo mayor atractivo es la privacidad de la que goza y que tanto ha conquistado a sus 220 vecinos. Llamada ‘Valdelagua’ y cuya ubicación se encuentra en San Agustín de Guadalix’, allí ambos cuentan con una extrema privacidad. De hecho, hay un meticuloso protocolo para entrar, ya que solo puedes circular por sus alrededores si previamente has sido invitado por alguno de sus vecinos.

Montaje SEMANA

Si bien los espectadores han podido descubrir de primera mano cuál es la versión de la hija Rocío Jurado, lo que muchos esperan es escuchar a su hija. Un testimonio que todavía se desconoce cuándo verá la luz y si algún día lo hará, pues después de que intentara entrar en directo en el primer debate del programa, Rocío Flores no ha vuelto a pronunciarse sobre su madre. Abrumada por la repercusión mediática que ha alcanzado la docuserie y por el despido de su progenitor, Rocío Flores está destrozada, según ha podido saber SEMANA. Para ella no está siendo fácil digerir las opiniones de los espectadores, tampoco descubrir episodios en boca de su madre que ella jamás había oído.