‘Il Divo’ ha concedido sus primeras declaraciones sobre la muerte de Carlos Marín. El artista era alguien muy querido y han vuelto a dejarlo patente.


Casi 20 años de amistad e infinidad de recuerdos incapaces de olvidar. Esto es lo que atesora ‘Il Divo’ tras la muerte de Carlos Marín, uno de los cuatro miembros de este grupo musical que tanto éxito ha cosechado dentro y fuera de nuestras fronteras. Están rotos y ahora mismo son incapaces de subirse a un escenario sin él. Les falta una pieza principal, tanto es así que han cancelado el concierto que tenían previsto dar en Florida el 7 de enero. La banda quiere esperar a recomponerse, por lo que no hay fecha de vuelta, tal y como SEMANA ha podido comprobar. «Esto costará mucho sanarlo», dice Ürs Bulher. Conmocionados por la pérdida, han echado la vista atrás para revelar cómo era verdaderamente esta estrella musical que dejó tan buen sabor de boca en aquellos que tuvieron la suerte de conocieron. Si bien su voz ha conseguido colarse en millones de hogares de todo el mundo, hay para quien Carlos era un gran desconocido.

«Carlos Marín probablemente fue una de las personas más importantes de mi vida (…) Tenía una personalidad muy grande: era orgulloso, siempre estaba riendo y haciendo chistes, y no importa donde estuviera, no importa lo que hiciera, nunca pasaba desapercibido (…) Su muerte nos deja un vacío muy grande«, dice uno de los compañeros de Carlos con el que tantas vivencias ha protagonizado a lo largo de 18 años. Era un peso pesado en ‘Il Divo’, no solo por su talento, sino también por lo que ayudaba a ser una piña inquebrantable, tal y como ha explicado Sebastien Izambard: «Era una persona muy generosa, graciosa, que se preocupaba por todos«. El mismo vínculo creó con David Miller, al que consideraba un hermano y quien sin poder contener la emoción ha confesado que Carlos Marín tenía el poder de hacerte sentir único. 

Aunque si algo destaca de Carlos Marín era su eterna juventud, esa que contagiaba allá donde fuera y que transmitía gracias a su risa insustituible. «Ay qué risa tenía. De amar la vida, de alegría verdadera que te daban sólo ganas de reír también. Y siempre era auténtico con todos. Cuando estaba hablando contigo, te daba toda su atención y te hacía sentir como si fueses la única persona en la sala. No conocí a Carlos en su juventud pero vi imágenes, especialmente estos días y puedo decir que el hombre que conocía durante los pasados 18 años, seguía siendo el muchacho que veía en aquellas fotos: Él nunca se hizo mayor, en muchos sentidos él era el Peter Pan eterno. Todo lo que el verdaderamente quería, es hacer feliz a toda la gente y ser el que hace reír a la gente. Carlos, mi amigo, más que un hermano, que descanses en paz», dicen. 

Su talento era capaz de embobar a los otros cantantes de ‘Il Divo’. Les embobaba hasta tal punto que más de una vez alguno de ellos se olvidó de la letra tras escucharle frente al micrófono: «Me acuerdo estar sentado a su lado cantando y, sobre todo al principio algunas veces, me olvidaba de la letra, algunas veces por no tener una muy buena memoria, pero sobre todo por haber escuchar la voz más increíble. Me quedaba fascinado por su forma de cantar todas las noches». Tras su muerte los tres componentes que quedan de Il Divo no han dejado de recibir mensajes y emails de condolencia de aquellos que lamentan la muerte de una pieza tan importante para este grupo que se convirtió en familia. 

Están consternados, pero han querido rendirle un homenaje a través de un vídeo en el que le recuerdan con un infinito cariño. Pasaron cientos de horas en giras, autobuses, aviones, hoteles o ensayos y siempre lo hicieron con una gran sonrisa. Esta sintonía que existía dentro y fuera de los escenarios se demostró en los más de 26 millones de discos vendidos, así como en la gira que tenían cerrada para el 2022. Casi 60 conciertos en sus planes, no obstante, se desconoce qué fechas se mantendrán para el próximo año para este cuarteto vocal que, desde el pasado 19 de diciembre, se quedó cojo sin Carlos Marín. Y es que ya nada será lo mismo sin él.

Carlos Marín viuda
Gtres

Esta semana se ha celebrado su capilla ardiente, una cita que no se han perdido ni amigos ni familia de este cantante con tanta luz. Su madre Magdalena tuvo que ser atendida por un equipo médico al derrumbarse en el velatorio, pues se ha visto superada por la muerte de su hijo tras contagiarse de coronavirus con tan solo 53 años. Al igual que su expareja, Geraldine Larrosa, quien contó en las inmediaciones del tanatorio la última llamada que recibió del artista antes de la tragedia. Justo antes de que le intubaran la llamó para despedirse de ella: «Fue una videollamada que no iba a ser de despedida, él intuía que no estaba bien. Se despidió de mí diciéndome que amaba, que era la mujer de su vida, que cuidara de su familia y que me quería un montón».