Kiko Matamoros confirmaba en ‘Sálvame’ que su hijo y la cirujana se habían separado, al menos, de manera física.


El pasado 28 de abril, tras varios rumores sobre una posible crisis en la pareja, Kiko Matamoros confirmaba en ‘Sálvame’ que su hijo, Diego Matamoros, y Carla Barber se habían separado, al menos, de manera física. «Él se ha dio a su casa en Boadilla del Monte», confirmaba el colaborador de televisión mientras que los dos protagonistas han optado por mantenerse en silencio sin confirmar ni desmentir los rumores. Sin embargo, la cirujana ha tomado la decisión de poner tierra de por medio y ha viajado hasta Maspalomas para estar junto a su familia por el día de la madre.

© Redes sociales

Gracias a las redes sociales de Carla Barber, hemos podido ser testigos de cómo ha sido su viaje hasta Maspalomas para reencontrarse con su familia para estar junto a la mujer más importante de su vida en una fecha tan señalada par ella. Así, la cirujana revelaba que había reservado tres habitaciones en un conocido hotel para pasar un fin de semana de relax y tranquilidad junto a los suyos.

Tras esto, Carla Barber compartía una imagen en sus redes sociales junto a su madre y su hermana y aseguraba que se sentía afortunada por tenerlas en su vida. «#barbashians», era la etiqueta que acompañaba a la foto para darle un toque simpático a la misma y que ha despertado las risas y los aplausos de sus seguidores. Tras dar paseos por la costa y disfrutar de la ciudad, la familia al completo ha aprovechado el buen tiempo para compartir risas y confidencias, así como para hacer turismo por la isla situada al sur de Gran Canaria.

Por su parte, Diego Mamatoros se ha mostrado de lo más reflexivo en los últimos días y no ha dudado en confirmar que está centrado en encontrar su propia felicidad. «Mi padre me dijo una vez algo que a día de hoy tiene más lógica que nunca; ‘la felicidad tiene que ser la norma de tu vida‘ creo que no puede ser más acertado, pero sobre todo haberla encontrado por fin de la forma que faltaba!», escribía el joven en sus redes sociales provocando que sus seguidores comentaran con un sinfín de preguntas acerca del momento personal por el que estaba pasando. Tras el revuelo causado, el hijo de Kiko Matamoros salía al paso y a través de sus historias de Instagram hacía hincapié en que ha puesto el foco en sus estudios de diseño de interiores. «He encontrado algo que de verdad me hace ilusión, tengo ganas y me esfuerzo por ello. No le deis más vueltas a lo que no es», justificaba.

Diego Matamoros se va de casa de Carla Barber por su perro

Instagram

Kiko Matamoros confirmaba la noticia el pasado miércoles, aunque no quería entrar en detalles. Ya no viven juntos en la vivienda que posee la canaria en Madrid. Y que hasta hace muy poco era el nidito de amor de ambos. «Diego se ha ido a su casa en Boadilla del Monte», afirmaba. «Se ha ido por su perro, porque no está feliz en Madrid», añadía. «El perro se ha criado en el campo, en contacto con la naturaleza. Y en un piso paseando por Madrid dos o tres veces al día no está feliz. Es un husky siberiano y no está feliz. Allí hay espacios verdes, puedes jugar, te puedes ir al campo, pasear», comentaba Kiko Matamoros sobre el motivo que podría haber desatado la ruptura.