Cristina Saavedra ha desvelado que su hermana sufre cáncer y que su estado no es favorable al denunciar que en el hospital donde está ingresada se está grabando una película que ha perturbado la vida de los familiares de pacientes con «cáncer terminal»


El cáncer ha vuelto a golpear con crudeza a la familia de Cristina Saavedra, como así acaba de desvelar la presentadora de La Sexta en sus redes sociales cuando se disponía a denunciar lo que está sucediendo en el Centro del Servicio Gallego de salud (Sergas), donde se encuentra ingresada su hermana, a la vez que se graba una película, perturbando el dolor de la familia. Esta dura enfermedad vuelve a hacer mella en la vida de la periodista, que el pasado mes de junio de 2021, con tan solo doce días de diferencia, perdió por culpa de este mal a su hermana y su abuela. Ahora, se enfrenta a otro duro golpe y es que ha dado a conocer que su otra hermana está perdiendo la batalla contra el cáncer: “A ella no le quedan tantos minutos”.

Cristina Saavedra ha querido denunciar lo que está sucediendo en el centro de paliativos en el que se encuentra ingresada su hermana. Lo hace a través de su cuenta personal de Twitter, donde desvela que mientras su hermana se debate entre la vida y la muerte, al igual que otros muchos pacientes, tienen que esquivar los inconvenientes que está suponiendo para las familias que se esté grabando una película en el mismo centro. “En este hospital hay enfermos despidiéndose de la vida. Enfermos en sus últimas horas con cáncer terminal. Y se han puesto a rodar una película. Así que el familiar del paciente pide coger el ascensor para ver a su mujer y le dicen que espere que están rodando”, comienza a denunciar la incongruencia que supone que en un centro de tales características se realicen esas prácticas, para incordio de la familia que trata de ganar minutos al lado de un ser querido a punto de fallecer.

A la propia Cristina Saavedra le ha supuesto un gran inconveniente sentirse atrapada en el hospital público en el que su hermana aguarda, porque no puede ni utilizar el ascensor ni las escaleras por culpa del rodaje de la película que tiene lugar en las instalaciones hospitalarias. “Tampoco por las escaleras, porque están rodando. Que espere. Oigan, que la vida de mi hermana se va, que no hay minutos”, continuaba desahogando la presentadora de La Sexta, que se enfrenta en menos de un año a la tercera pérdida familiar por culpa del cáncer.

Pero la novia de Manu Carreño no solo se ha quejado del impedimento que ella y otros familiares de pacientes ingresados se han encontrado para entrar y salir del centro médico. También ha denunciado lo ilógico que supone que por la grabación de una película tampoco pueda aparcar su coche cuando va a ver a su hermana. El parking estaba vallado y no había plazas, pues habían sido ocupadas por el equipo de producción de la película y, según asegura la presentadora, esto ha sido así con el beneplácito de autorización municipal. Pero para que nadie se lleve equívocos, ha querido matizar que apoya la cultura, “también lo hacía mi hermana, pero a ella no le quedan tantos minutos”. Una desgarradora afirmación de alguien que desea aprovechar el poco tiempo que le queda para estar a su lado y se ve impedida por algo ajeno a ella, como así le sucede también a otros familiares de pacientes en paliativos.

Una trabajadora del Sergas en el que la hermana de Cristina Saavedra está siendo cuidada ha querido responder a los mensajes de la presentadora en las redes sociales. Lo hace para confirmar su postura y mostrar su acuerdo por lo que está sufriendo, por lo que le pide perdón, porque ella también cree que “no se piensa en los pacientes ni en sus circunstancias”.