Hace unos días, Carmen Borrego aseguraba que iba a pasar las navidades junto a su familia, a pesar de las polémicas que habían protagonizado en los últimos tiempos. Sin embargo, nada más lejos de la realidad. Cuando parecía que las hermanas se iban a ver las caras frente a María Teresa Campos por Nochebuena, tal y como ha explicado Terelu Campos, un contratiempo que ha acabado por arruinar sus planes para estas fechas tan señaladas. 

© Gtres.
© Gtres.

Este domingo, Terelu Campos ha confirmado en ‘Viva la vida’ que el clan ha pasado la Nochebuena por separado después de que Carmen Borrego y su marido, José Carlos, fueran contacto estrecho de un positivo. Por precaución y sentido común, la hija de María Teresa Campos decidió quedarse aislada en casa debido a la avanzada edad de la veterana comunicadora.

Según ha explicado la concursante de la última edición de ‘MasterChef Celebrity’, tras conocer que habían sido contacto estrecho de un positivo, tanto ella como Alejandra se sometieron a un test rápido de antígenos que resultó negativo. Tras esto, con la veterana comunicadora ya en casa de Terelu Campos, tomaron la decisión de no moverse de casa para poder celebrar las fiestas familiares tranquilamente.

Terelu Campos se ha mostrado apenada por este revés que ha arruinado el plan de la familia. Sin embargo, la reacción de Alejandra Rubio ha sido la contraria. La joven aseguraba que este hecho había pasado por algún motivo, algo que provocaba el enfado de su madre. «Si ha pasado esto es porque no nos teníamos que juntar ese día, nos tenemos que juntar en otro momento. No hay mal que por bien no venga», comentaba la nieta de María Teresa Campos.

Todavía no han hablado del conflicto familiar

Aunque las hermanas ha recuperado la comunicación entre ambas, lo cierto es que no se han podido sentar a hablar del conflicto familiar que tantos titulares han acaparado en las últimas semanas. Según ha explicado Terelu Campos, ambas han hablado de los asuntos diarios normales de una familia y propios de unas hermanas que tienen una madre de 80 años. «Hemos quedado para hablar, pero por determinadas circunstancias hemos tenido que ir aplazándolo«, justificaba.

Ante esto, Alejandra Rubio volvía a insistir que ha sido el destino el que ha provocado que Carmen Borrego no cenara en Nochebuena con ellas y hacía hincapié en que era una clara señal de que las dos hermanas tenían que hablar antes de reunirse en una comida familiar. «Para ellas siempre es mejor no hablarlo y lo dejamos pasar. Si hubiera estado, hubiéramos cenado y después como si no hubiera pasado nada», comentaba.