Los padres de Rafael Amargo han sufrido mucho estos días por su hijo, de ahí que el jueves protagonizaran un grave altercado. Ahora su actitud ha cambiado, después de que el artista haya sido puesto en libertad con cargos


Rafael Amargo ha sido puesto en libertad con cargos tras declarar ante el juez en un caso en el que se le considera el supuesto cabecilla de una organización criminal levantada para el tráfico de drogas y por el que habría cometido también un delito contra la salud pública. Un negro horizonte judicial para el bailaor, que en la noche de este jueves fue puesto en libertad, ante la sorpresa de muchos. La Fiscalía mantiene que la pena que debería corresponderle se ha fijado en los 12 años de prisión sin fianza, aunque por cuestiones sanitarias en plena pandemia, la espera de la resolución judicial la podrá realizar desde su domicilio, además de los escenarios, pues su intención es retomar la obra ‘Yermo’ que estrenará este mismo viernes.

Un alivio no solo para el propio Rafael Amargo, sino también para su familia, que ha vivido con una gran angustia estos complicados momentos desde que el pasado martes se conociese su detención acusado de graves delitos. Los que más han sufrido esta incertidumbre han sido los padres del artista, que se quejaban de no haber tenido oportunidad de hablar con su hijo para conocer cómo se encuentra y por qué se ha visto involucrado en estas cuestiones. También han sufrido las consecuencias de los actos de su hijo, al tener que afrontar las difíciles preguntas de los periodistas, lo que derivó este jueves a un fuerte enfrentamiento con uno de los reporteros de ‘Sálvame’. Unas duras imágenes que han generado un gran revuelo mediático, unos criticando la actitud de los padres de Rafael Amargo y otros poniendo el foco de atención en la actitud del periodista ante el evidente dolor de la familia.

Así actuaron los padres de Rafael Amargo este jueves:

Vídeo: Europa Press

Pero tras la puesta en libertad de Rafael Amargo, parece que la calma ha regresado al seno familiar. Aunque sea una tensa calma, tras postergarse para más adelante el desenlace de un problema con la justicia que difícilmente dé la razón al artista. Sobre él pesan tres supuestos delitos y su detención, tal y como aseguró un portavoz de la Policía Nacional tras casi un año de investigación y con casi 9 meses con el teléfono pinchado, no se debe a un mero “menudeo” de drogas, sino que subrayaba la supuesta organización del grupo de forma criminal para mover grandes cantidades de sustancias ilegales por la zona de Malasaña de Madrid. Es comprensible que a sus padres todo esto les pese mucho, pero su principal preocupación es que su hijo esté bien y, por el momento, libre y de nuevo en los escenarios.

Así se enfrenta ahora el padre de Rafael Amargo a la prensa:

Vídeo: Europa Press