Angelina Jolie y Brad Pitt siguen su batalla judicial. Ahora la actriz ha aportado documentación que probaría abuso infantil y violencia de género.


Pocos imaginaban que Brad Pitt podría verse envuelto en un escándalo de este calibre, sin embargo, así ha sido. Cuatro años después de que el actor y Angelina Jolie tomaran la decisión de separarse, siguen batallando a nivel judicial por hacerse con la custodia de sus hijos. Fue hace solo unos días, en concreto el 12 de marzo, cuando ella movió ficha y presentó documentos judiciales en los que se explicaba que ella y sus hijos están dispuestos a todo para demostrar que, según su versión, hubo abusos infantiles perpetrados en el tiempo. Una durísima y gravísima acusación que de ser cierta provocaría que Brad Pitt fuera relegado en su carrera profesional como intérprete de Hollywood.

Si bien Angelina se quiere quedar con la custodia única, Brad Pitt parece que no se quedará de brazos cruzados. Según su entorno, el actor está completamente destrozado. «Brad está desconsolado porque Angelina haya tomado ese camino. Ha asumido la responsabilidad de sus acciones y ha asumido sus problemas pasados, ha dejado de beber. El matrimonio fue muy apasionado y tóxico a veces y, como todas las parejas, tuvieron peleas, pero también compartieron muchos buenos momentos juntos. Pitt ha reconocido y ha hablado de sus problemas con la bebida y las drogas durante el tiempo que estuvieron juntos», han dicho en un medio estadounidense.

Gtres

Y es que no es el único suceso que ahora golpea su vida. Esta misma semana se conocía que su hijo mayor, Maddox, quiere renunciar al apellido de su padre, no obstante, Angelina no estaría de acuerdo ante la decisión de su hijo. Esta determinación la tomó después de que el actor presuntamente golpeara a Maddox cuando él tenía 15 años, un suceso que enturbió mucho su relación padre e hijo. Y es que estas circunstancias han provocado que «Brad sienta que está cada vez más aislado de sus hijos, y está devastado por eso», tal y como dice su círculo más íntimo a diferentes medios. Todavía quedan algunas semanas para conocer qué sucederá entre ellos así como la decisión de un juez sobre la custodia de los seis hijos que la pareja tiene en común.