Anna Ferrer se ha convertido en el gran apoyo de Paz Padilla tras la muerte de su marido, Antonio Vidal. La joven le ha dedicado unas bonitas palabras


Están siendo días muy difíciles para Paz Padilla, que ha tenido que decirle adiós al amor de su vida, Antonio Juan Vidal. La actriz y humorista ha contado con el apoyo de todos sus seres queridos desde que se conoció el fallecimiento de su marido, pero si hay una persona que no se ha separado de ella ni un solo instante ha sido su hija, Anna Ferrer Padilla. Este lunes en la mañana, durante el último adiós a Antonio en Zahara de los Atunes, ambas se fundieron en un emotivo abrazo donde confirmaban que estaban compartiendo el mismo dolor. Cogidas de la mano y sin separarse, Anna fue el mejor escudo para que Paz soportara el fuerte dolor que estaba atravesando. Una vez en casa, la joven le dedicó unas bonitas palabras a su madre y su marido, con quien siempre ha estado muy unida Anna.

Anna Ferrer está siendo el mejor apoyo de Paz Padilla

Paz Padilla se despidió de Antonio Vidal con una preciosa fotografía en blanco y negro y el siguiente texto: «Siempre estaremos fundidos en uno. Espérame que todavía nos queda una tercera oportunidad.Avanza«. Unas palabras que conmocionaron a muchos de sus seguidores, entre los que se encontraban familiares, amigos y compañeros de profesión de la actriz. Pero también hubo un mensaje muy especial entre los comentarios, el de su hija Anna Ferrer Padilla.

Anna Ferrer ha querido dedicarle unas preciosas palabras a Paz y a Antonio Vidal: «Habéis sido el mejor ejemplo de amor, respeto y bondad que nunca tendré. Un amor así de pleno y real, se merece ser eterno», ha escrito la joven. Y es que aunque Antonio Vidal no fuera el padre de Anna, esta siempre ha tenido una excelente relación con él y ha estado muy unida al que fuera el amor de su vida de su madre.

De hecho, en el funeral también pudimos ver a la joven completamente destrozada tras la irreparable pérdida y abrazada a su madre. Un abrazo que demostraba el amor que ella también sentía por Antonio Vidal. Anna Ferrer siempre ha demostrado estar junto a su madre en los momentos tan complicados. De hecho, el domingo la joven viajaba con Paz desde Madrid hasta Cádiz para darle el último adiós al amor de Paz Padilla. Ambas han sido el mejor el apoyo la una de la otra durante el año más difícil al que han tenido que enfrentarse, ya que la muerte de Antonio Juan Vidal llegan tan solo cinco meses después de que Anna perdiera a su abuela, la madre de Paz Padilla, Dolores Díaz.