Suaaaave, ligero, confortable… Todo eso me sugiere el estilismo elegido hoy por la Reina para reunirse con el Patronato de la Residencia de Estudiantes, en Madrid. Una mañana primaveral, ya prácticamente veraniega, para la que ha decidido apostar fuerte por un look monocromático en blanco, una de las tendencias estrellas de este año, y acaso de todos los años.

Letizia

No ha habido ninguna novedad en cuanto a prendas, pero la mayoría son de estreno bastante recientes. Ha vuelto a sacar el chaquetón de Massimo Dutti que lució a finales de abril, y que le costó 125 euros. Un modelo en tono marfil, realizado en lino y algodón, en la misma línea de otros de Hugo Boss y Carolina Herrera por los que se ha decantado en los últimos meses. Cuello redondo, grandes botones y bolsillos parche… Me parece que o se lo ponía ya o tenía que reservarlo en el vestidor hasta finales de año…

Letizia
Tras el rojo de labios de ayer, hoy ha preferido decantarse por el tono tostado brillante, más «ponible» para mediodía.

El resto del conjunto lo componen un top con drapeado en el escote de Hugo Boss y unos pantalones de Massimo Dutti ligeramente pesqueros (59,95 euros), que estrenó el pasado 18 de mayo para la Ruta del Quijote. Además, puede pasar algo inadvertido, pero no, el fino cinturón plateado que se ha colocado supone el foco brillante a tanta pureza.

La cartera nos es conocida desde hace mucho más tiempo: es la pieza de estampado de serpiente metalizada de Adolfo Domínguez. Los básicos salones de Uterqüe, algo dorados, también ayudaban a contrarrestar ese efecto de excesiva blancura.

Letizia

Los pendientes, ¡los pendientes!… Parecía una nueva adquisición de Letizia, pero no. Estas cadenitas en color bronce-dorado con sendas bolas en la parte superior e inferior datan de 2007, y estaban tan arrinconadas en su joyero que casi son de estreno. Los pendientes son las únicas joyas con las que se atreve últimamente, pues continúa prescindiendo de pulseras, collares, anillos y demás. Sé que a algunas de vosotras os gustaría un poco más poderío en este sentido…

Letizia

letizia
La entonces Princesa de Asturias, con estos pendientes.

El blanco no es un color extraño a los gustos de Letizia. De hecho se lo hemos visto en numerosas ocasiones. Para empezar, el día de su compromiso oficial, con aquel inolvidable traje de Armani. Lo cual demuestra que sigue siendo fiel a su estilo, con actualizaciones, eso sí. En esta ocasión se ha planteado un estilismo cómodo, sin estridencias y algo neutral.

¿Cómo la valoráis hoy?

Letizia

Letizia
Hoy ha tocado el pelo liso, que ya le sobrepasa los hombros.