Blanca Romero y Lucía Rivera vuelven a trabajar juntas. Madre e hija fueron imagen de un centro de belleza en la capital madrileña. Ambas no dudaron en responder a las preguntas de la prensa, teniendo gran protagonismo el piloto de motociclismo, Marc Márquez, el novio de Lucía Rivera.

Blanca Romero asegura que no conoce al piloto de motos

Aunque lo cierto es que Blanca Romero todavía no conoce a su yerno, tal y como ella mismo ha confesado. Madre e hija mantienen una excelente relación, que traspasa las fronteras familiar y la convierten en amigas. Tanto es que Blanca ha asegurado que «Lucía y yo nos lo contamos todo. Yo a ella le cuento cosas que a Martín no le contaría nunca, por ejemplo. Nos contamos todo».

La modelo ha desvelado cómo le contó su hija que estaba empezando una relación con el piloto de MotoGP: «Me lo dijo de una manera muy natural porque la verdad es que me parecen un parejón los dos. Súper guapos, frescos, jóvenes… con toda una carrera y un mundo por delante. Me parece una pareja preciosa. Son una monada los dos».

Lucía prefiere ser más cauta y no hablar de su relación

Quien ha sido más escueta a la hora de hablar de su relación con Marc Márquez ha sido Lucía Rivera, que ha preferido no dar muchos detalles de su romance. Tan solo ha asegurado que a pesar de las apretadas agendas que ambos tienen «para el amor siempre hay tiempo».

Lo cierto es que desde que se diera a conocer su romance con el piloto de motociclismo se ha mantenido muy discreta y cauta a la hora de hablar de su relación: «Tampoco oculto nada. Hay cosas que van, cosas que vienen. Tengo 20 años, voy a ir conociendo gente», desveló en su momento, sin querer hablar mucho más sobre su relación con Marc Márquez.

Las declaraciones de Blanca Romero, en vídeo