Belén Rodríguez ha revelado a sus seguidores que ocho días después de su aparatosa caída, ha sido intervenida de su fractura.


Justo poco después de conceder su entrevista más sincera en ‘Sábado Deluxe’, Belén Rodríguez sufrió una aparatosa caída. Sin esperarlo, terminó fracturándose la tibia y el peroné y eso le ha obligado a pasar por quirófano. Ha sido ella misma la que tras varios días escayolada, ha contado que un equipo médico ha fijado día de intervención: «Me operaron el miércoles. Estoy mucho mejor. Mil gracias por vuestro interés». Unas palabras tranquilizadoras y que ahora dejan claro que deberá centrarse en la rehabilitación.

Belén Rodríguez pierna
Redes sociales

Si bien ella es consciente de que el camino que le espera no será fácil, Belén sabe a la perfección de que si quiere mejorar debe cumplir al máximo con todos los ejercicios que le pongan los expertos. Belén Rodríguez se ha tomado con muchísimo humor su caída y, prueba de ello, que hace muy poco posteara una imagen en la que aparecía con muletas y con una pierna vendada. «Una mala tarde la tiene cualquiera», dijo. Entonces recibió muchísimo apoyo y cariño por parte de sus seguidores, los mismos que ahora se vuelcan por desearle lo mejor.

Su caída en el baño de su casa tuvo lugar el 12 de octubre y ha sido ocho días después cuando ha entrado en quirófano. A partir de ahora debe centrarse en su proceso de recuperación, el cual la mantiene alejada de los platós hasta nueva orden. Entre otros, se ha visto a Carmen Borrego muy pendiente de la evolución de su amiga Belén, que durante al menos un mes estará descansando en su hogar. La periodista debe hacer caso a los expertos así como a sus instrucciones médicas para estar perfecta cuanto antes.

Belén Rodríguez playa
Redes sociales

Tras la caída la colaboradora tuvo que acudir a urgencias, aunque en ese momento no se imaginó que días después sería intervenida quirúrgicamente. Horas después compartió una imagen haciendo alarde de su buen estado de ánimo y de su humor, pues dejó que la fotografiaran en silla de ruedas antes de entrar al centro hospitalario. En la imagen aparecía arropada por un amigo que, sin querer, se convirtió en su mejor ángel de la guarda. En este momento, le toca descansar, recuperar fuerzas y recargar las pilas para que su vuelta al trabajo sea rápida, pero segura. Contará con el apoyo de muchos de sus compañeros de profesión, ya que han demostrado en el universo ‘Sálvame’ ser una piña en los momentos difíciles por los que atraviesa cada uno.