Belén Esteban vuelve muy quemada de su romántico viaje a Tenerife

Belén Esteban está que trina, porque no entiende muchas de las polémicas que la rodean ahora que ha regresado de unos días de descanso en Tenerife. La casa de Toño Sanchís, un supuesto embarazo o cuestiones de su boda...

Belén Esteban vuelve a estar en el ojo del huracán, en boca de todos, en el candelero… pero ella simplemente se ha ido de vacaciones con Miguel Marcos a Tenerife y ha regresado sin más. Eso sí, al escuchar las primeras preguntas de los reporteros nada más pisar el aeropuerto de Madrid, ha demostrado que está que trina con ciertos comentarios que ha escuchado en diversos medios de comunicación.

No quiere hablar más de la casa de Toño Sanchís, al menos no le apetece explayarse en mitad del aeropuerto y con las maletas a cuesta. Tampoco sobre la posibilidad de que esté embarazada o trate de buscarlo, algo de lo que incluso se permite el lujo de bromear, a pesar de que el tema está candente.

De lo que sí habla es de que está “quemada”, pero no tanto con esta situación que se le plantea nada más aterrizar tras desconectar unos días de la rutina en Tenerife. Lo dice literalmente, porque presenta una quemadura en el labio.

Así responde con humor, y algo de rencor, a las preguntas de los reporteros: