Han sido unos meses complicados en la vida de Belén Esteban tras su aparatosa caída por la que se fracturó la tibia y el peroné, pero la colaboradora comienza el nuevo curso con energías renovadas. Toca volver al trabajo y lo hará este mismo lunes, 5 de septiembre, cuando la veamos en ‘Sálvame’. Antes, ha protagonizado un esperado reencuentro con algunos compañeros, entre ellos, Kiko Hernández. Buenos amigos fuera de los focos de la televisión, ha sido el colaborador quien ha querido hacer partícipes a sus seguidores de este bonito momento.

Belén Esteban, Kiko Hernández
Instagram

«Qué reencuentro más especial. Te adoro», son las palabras que le ha dedicado Kiko Hernández a Belén Esteban. También ha confesado que tenía mucha ganas de volver a ver a su compañera y, ante todo, «ver que está todo bien». La cita se produjo en el centro de Madrid y nos deja una bonita instantánea en la que ambos se abrazan en plena Gran Vía. Una de las arterias de la capital, siempre concurrida, ha sido testigo de este reencuentro. Seguro que muchos viandantes se mostraron atónitos de ver a dos conocidos personajes televisivos juntos y en actitud cómplice.

El regreso al trabajo de Belén Esteban

Tras un verano totalmente atípico en el que ha trabajado en su recuperación, la de Paracuellos ultima su vuelta a la televisión. Será este primer lunes de septiembre cuando volvamos a verla delante de los focos de ‘Sálvame’. Ella misma ha reconocido que desea volver cuando antes y lo hace con muchas ganas para recuperar, por fin, su rutina habitual. «Quiero volver para que mi cabeza esté mejor y volver a mi vida normal. Ya estoy mucho mejor». Por el momento, ha señalado que no está al cien por cien, pero ya está dando esos primeros pasos que confirman una mejoría notable.

Belén Esteban
Instagram

Miguel Marcos ha sido el mejor compañero de Belén Esteban durante estos meses tan difíciles. El marido de la colaboradora se ha volcado en sus cuidados, también en levantarle el ánimo cuando así lo precisaba. Junto a él disfrutó de unas reparadoras vacaciones recientemente en unos de sus refugios favoritos: Tenerife. Poco después, ella misma anunciaba que iba a regresar al trabajo.

Belén Esteban ofreció el pasado mes de julio una entrevista en la revista SEMANA donde se sinceró por completo y reconoció que se le había parado la vida. Explicó que habían sido unos meses complicados. «Nadie se imagina lo que he pasado. Lo he pasado fatal. Me bloqueé, no quería ver a nadie, ni comer, ni hablar… Me hundí”. Un contratiempo de salud que trastocó por completo sus planes. “Estaba cabreada con el mundo, con mi familia, con mis amigos, con mis compañeros, con mis jefes… conmigo misma”. Respecto al apoyo que ha recibido de su marido, solo podía decir lo siguiente: “Se merece el cielo”.