La de Paracuellos ha elegido para la ocasión un vestido en color blanco drapeado en la zona superior que ha combinado con sandalias rosas.


El mes de junio está siendo sinónimo de celebraciones. Con el fin del estado de alarma y el alivio de las restricciones, muchas familias han aprovechado para reencontrase como la de Belén Esteban. La colaboradora ha disfrutado este sábado de una comunión junto a su madre y no ha dudado en hacer partícipes a sus seguidores de este momento. «Comunión y en familia», ha señalado luciendo una amplia sonrisa.

La de Paracuellos ha elegido para la ocasión un vestido en color blanco drapeado en la zona superior que ha combinado con sandalias rosas. Como complementos un bolso satinado, pendientes también rosas y la obligatoria mascarilla. Belén Esteban la llevaba en su muñeca con el objetivo de despejar su rostro e inmortalizar el momento gracias a esta bonita imagen. No ha entrado en más detalles y desconocemos si se trata de la comunión de un sobrino. Eso sí, la colaboradora se ha mostrado feliz de vivir una señalada jornada en familia más después de un tiempo de distanciamiento. Una época muy dura de restricciones durante la cual ha tenido muchas precauciones debido a su diabetes.

Sus planes de boda

Esta celebración familiar se produce cuando Belén Esteban ha confirmado que tiene previsto continuar con sus planes de boda. Como ha confesado en más de una ocasión, quiere contraer matrimonio por la iglesia con Miguel Marcos. La pareja se casó hace dos años por lo civil ante más de 300 invitados en una celebración que tuvo lugar en la Finca de la Vega del Henares situada en Alcalá de Henares, Madrid. Tenían previsto una celebración religiosa, pero la pandemia truncó sus planes.

Gtres

El matrimonio ya sabe en la iglesia en la que se casará. «Dentro de dos semanas hago dos años de casada y me volvería a casar otra vez y me encantaría… ¡Que me voy a casar otra vez por la iglesia! Me iba a casar en junio. Tiene más ganas mi marido que yo, porque yo estoy casada. Pero como él es de Paracuellos le hace ilusión casarse en su pueblo», contó recientemente.

El escenario elegido para el enlace será la iglesia de San Vicente Mártir, del siglo XVI en Paracuellos del Jarama, la localidad en la que reside al nordeste de la capital en la que creció su marido. Según ha desvelado el diario ‘La Razón’ no hay más iglesias construidas en la zona, solo otra denominada ‘La Sagrada Familia’ pero se trata de un templo prefabricado, por tanto se descarta esta opción. Será una gran boda y se desarrollará cuando todos los invitados ya estén vacunados. “Este año no hemos podido por el Covid que era poca gente. Nos queremos casar el año que viene y hacerlo con toda la gente que queremos”.