Entre los planes de futuro del matrimonio, está aumentar la familia: «A mí me gustaría muchísimo tener un hijo y a Miguel también», ha reconocido Belén Esteban.


Este lunes, 22 de junio, Belén Esteban celebrará su primer aniversario de boda junto a Miguel Marcos. Un romántico e inolvidable «sí, quiero» para la colaboradora que reunió a sus familiares y amigos en la finca ‘La Vega del Henares’ situada en Alcalá de Henares. La de Paracuellos, que regresa este mismo sábado a plató después de tres meses de cuarentena, ha hecho balance de este último año. 

Miguel Marcos Belén Esteban

No duda en puntuar alto los últimos 365 días. «Quiero mucho a mi marido», ha señalado. Su boda fue uno de los días más especiales que recuerda: «Es una de las cosas más importantes que he hecho en mi vida. Si pudiera volver hacia atrás lo repetiría de nuevo», ha indicado. Por el momento, no tiene ningún plan especial para festejar el aniversario. «Aún no lo he celebrado. Miguel está trabajando, ya lo celebraremos», ha reconocido. Belén también ha hecho hincapié en sus planes de futuro: quiere volver a ser madre. «A mí me gustaría muchísimo tener un hijo y a Miguel también», ha asegurado.

Un deseo que ya ha comentado en más de una ocasión y que sería un auténtico sueño hecho realidad. Aumentar la familia junto al amor de su vida con quien protagonizó una sonada boda en la que Raúl Prieto -actual director de ‘Viva la vida’ y gran amigo de la colaboradora- ejerció como padrino y tuvo el privilegio de llevar a la novia al altar.

Después de un tiempo complicado debido a la crisis sanitaria del coronavirus más teniendo en cuenta que Belén pertenece a un grupo de riesgo por tener diabetes, regresará este mismo sábado a los platós de Mediaset. Ha confirmado que se siente nerviosa ante su reincorporación después de algo más de tres meses.

La colaboradora ha permanecido confinada en su casa de Paracullos del Jarama, Madrid, junto a su hija Andrea, de 20 años. Mientras que su marido, que trabaja en el sector sanitario como conductor de ambulancias, decidía vivir la cuarentena en su piso de soltero para evitar posibles riesgos. A principios de este mes de junio, volvía a su hogar junto a su mujer, tal y como revelaba Belén quien ha continuado realizando intervenciones regulares con su programa con una sección de recetas que han sido grabadas por su hija.

Belén se emociona al hablar de Mila Ximénez

La colaboradora no ha podido más que afirmar que el tema de la enfermedad de Mila Ximénez le hace emocionarse. Hace unos días, la exmujer de Manolo Santana anunciaba en directo, vía telefónica, que padece cáncer de pulmón. Muy sentida con el asunto, Belén ha reconocido que «ha sido un palo».

Asimismo, revelaba que todos los días le manda un audio para que la siente más cerca que nunca en este duro momento que atraviesa. «Hay que seguir para adelante. Va a salir todo bien», ha sido el mensaje esperanzador de Belén. También reconocía que fue un momento complicado cuando la misma Mila se lo contó.

Una noticia que ha caído como un jarro de agua fría sobre los diversos miembros de ‘Sálvame’. Kiko Hernández, uno de sus mejores amigos, también ha señalado que había sido muy duro aceptarlo: «Lo sabía y me ha costado mucho… En estos momentos es cuando hay que quitarle importancia al asunto», ha afirmado.

Mila Ximénez

Mientras que María Patiño se enteró de todo cuando estaba trabajando en directo presentado su programa. «Intuía que pasaba algo y no tuve el coraje de afrontarlo contigo. Esto es un pequeño obstáculo, pero lo tengo clarísimo: esto luego tendrá algo positivo. Lo sé, pero no lo puedo demostrar. Pronto estaré contigo para darte un abrazo. Vamos a salir de esto luchando. Si le damos cariño se va sentir arropada». Por su parte, Jorge Javier Vázquez, compañero y amigo de la colaboradora, afirmaba lo siguiente: «Es una noticia muy triste, pero ahora tenemos que estar todos muy arriba».

La próxima semana, Mila comenzará su tratamiento para luchar contra le cáncer: «Recibiré tratamiento de quimioterapia inmunoterapia para que el cáncer no se siga ramificando y que se duerma». Un proceso que se repetirá, según ella misma ha explicado, cada tres semanas durante aproximadamente seis meses.