Tanto ella como su marido se encuentran en Moncloa y están siguiendo todas las medidas de prevención que han establecido las autoridades sanitarias.


Begoña Sánchez, mujer de Pedro Sánchez, ha dado positivo en las pruebas de coronavirus que se han realizado esta semana a los miembros del Gobierno y asus más allegados. El matrimonio se encuentra bien en Moncloa y ambos seguirán las medidas de prevención que han establecido las autoridades sanitarias.

Begoña Gómez se une así a la lista de famosos que han dado positivo por COVID-19. Sin embargo, no se trata del primer caso que se ha dado dentro del Ejecutivo. El jueves 12 de marzo se ha confirmó que la ministra de Igualdad, Irene Montero, dio positivo, al igual que Carolina Darias, ministra de Política Territorial y Función Pública.

Este caso se asemeja a lo ocurrido hace unos. Sophie Gregoire, la mujer de Justin Trudeu, primer ministro de Canadá, también dio positivo por coronavirus después de realizar un viaje a Londres tras desarrollar síntomas de una «gripe moderada». El matrimonio permanece en aislamiento y están siguiendo las recomendaciones sanitarias.

Las medidas de prevención del Gobierno

Esta confirmación llega horas después de que el presidente de Gobierno compareciera ante los medios de comunicación para decretar las nuevas restricciones dentro del Estado de Alarma con el objetivo de frenar la pandemia del coronavirus en España. Pedro Sánchez ha anunciado un paquete de medidas en las que se especifica que las personas únicamente podrán circular por las vías de uso público para la adquisición de alimentos, productos farmacéuticos y de primera necesidad. De la misma forma, se dispondrá de todas las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado podrán intervenir para garantizar la protección de personas, bienes y lugares.

Durante su comparecencia, Pedro Sánchez hizo hincapié en la responsabilidad ciudadana y ha reiterado que nuestro país está atravesando por uno de sus momentos más difíciles. Sin embargo, y dadas las circunstancias personales, también quiso trasladar un mensaje de esperanza a los ciudadanos: «Cuando esto acabe nos dispondremos a la siguiente fase. No derrochemos energías, no perdamos el rumbo. Son tiempos de extraordinaria dificultad. Cada uno de nosotros tienen una misión. Es el momento del compromiso con los más vulnerables. Cuando todo pase, que pasará, avanzaremos. España tiene capacidad de recuperarse ante la adversidad, que nadie dude de que lo vamos a conseguir».