Beatriz Trapote ha visto su salud comprometida por culpa del trabajo, la tensión y el estrés. La mujer de Víctor Janeiro ha explicado cómo ha caído enferma y el motivo por el que deberá estar alejada de sus seguidores unos días


Aunque las buenas noticias han pesado más sobre las malas, para Beatriz Trapote y Víctor Janeiro no han sido meses especialmente fáciles. Tras la muerte del patriarca del clan de Ambiciones, Humberto Janeiro, la pareja anunció que estaba esperando a su tercer hijo. Una buena nueva que pudieron darle al padre de Jesulín de Ubrique antes de su partida. Después llegaron nuevas alegrías, como la apertura de una nueva línea de negocio para el matrimonio, que sigue en su empeño en triunfar en la restauración, ahora como propietarios de una franquicia de heladerías. Ahora bien, tanto trajín y tensión han provocado que Beatriz Trapote caiga enferma, tal y como ella misma ha querido hacer entender a sus seguidores, explicando el motivo real por el que se encuentra bajo de ánimos y algo “apenada”.

Beatriz Trapote, que se encuentra ya en la recta final de su tercer embarazo, asegura que tanto movimiento y estrés han hecho mella en su salud. Así, con ello, no ha tenido reparos en confesar la dolencia que le aqueja estos días y que le ha alejado un poco de sus seguidores. Llevar una casa, levantar un negocio y albergar una vida en su interior es demasiado trabajo para la periodista y empresaria madrileña, que al final ha visto cómo su salud se ha resentido al intentar albergar más de lo que es recomendable en su estado. De ahí que sus defensas inmunológicas se hayan visto debilitados hasta el punto que ha dejado a Beatriz Trapote muda: “¡Me quedé sin voz! Vengo de trabajar y he pasado de afónica a cero voz. Os tendré abandonados un par de días a ver si me recupero”, anuncia a sus seguidores para que entiendan el motivo por el que no recibirán nuevas noticias suyas y así evitar la evidente preocupación.

Beatriz Trapote ha establecido su vida y sus ilusiones en Jerez de la Frontera (Cádiz), donde ha formado una preciosa familia con Víctor Janeiro. Su relación dejó de acaparar las miradas de los medios de comunicación y les ha permitido desarrollarse profesionalmente más allá de la televisión y el papel cuché. La periodista dejó de salir en la pequeña pantalla y presentar programas o hacer las veces de reportera por formar una familia y levantar numerosos negocios, ya sean inmobiliarios, de estética o de restauración. Un claro detalle que demuestra que su intención es afianzar su vida en Jerez de la Frontera junto a su marido y sus hijos, a pesar de que le costó mucho adaptarse a la vida alejada de la capital y el bullicio que se respira.

Eso sí, según parece, Beatriz Trapote no ha huido del ajetreo y de una frenética vida, dado que se ha instalado en una zona mucho más tranquila que las abarrotadas calles de Madrid para llevarse allí el estrés. Ha abierto negocios inmobiliarios, así como numerosos establecimientos de cuidado y diseño de uñas. Ahora, hace tan solo unos meses, anunciaba la apertura de un nuevo negocio de heladerías a la plancha junto a su marido. Todo esto, a la vez que cría a dos hijos y espera el tercero para dentro de escasas semanas. Normal que con tanto movimiento la periodista haya caido enferma y pida un respiro a sus seguidores, a la espera de recuperar la voz y así narrarles, como de costumbre, su día a día con todo lujo de detalles.